Eso e lo que hay

Pero recuerde el lector: una cosa piensa el burro y otra el que lo apareja. No tengo duda de que esos son sus planes y nos desafían de arriba a abajo.
Melvin Mañón - 11 de agosto de 2017 - 12:09 am - Deja un comentario

El gobierno dominicano y el partido que encarna todo lo que hay de deleznable en la sociedad parece haber decidido que no valía la pena invertir tiempo y dinero en desmentir las acusaciones de corrupción formuladas contra ellos. Como una parte de esas acusaciones proceden de acuerdos y documentos judiciales de las autoridades de los Estados Unidos y de Brasil tiene sentido para ellos no rebatirlas, ni intentar desmentirlas sino extraviarlas fingiendo que las investigaban con lo cual aplacaban la denuncia externa y dormían la interna (al menos, eso creyeron algunos).

Decidieron descarriar las investigaciones que, total, nunca llegaron a ponerse en marcha; extraviaron los expedientes para evitar que las denuncias se convirtieran, al menos potencialmente, en procesos judiciales creíbles y, mientras tanto, mantienen la farsa de sometimiento, investigación y juicio hasta el agotamiento por cansancio.  A ellos no les importa la opinión disidente de la jueza Miriam Germán, ni el editorial y la primera plana del periódico “El País” porque esta gente no esta en ocultamiento sino en extravío. Ellos no están en negación de lo que hacen sino que, con su actitud, persiguen que nosotros la aceptemos como el destino inevitable, porque las cosas son así, por que “eso e lo que hay”.

Extraviar intencionalmente cualquier gestión judicial en lugar de ponerse a argumentar tratando de desmentir las acusaciones parece haber sido un curso de acción mas eficiente.  El desmentido hubiera obligado al gobierno a entrar en un debate que no podía ganar aunque lo intentaron al menos en una ocasión cuando lograron que Mónica Moura se desdijera y, tras implicar al señor Medina, terminó absolviéndolo. Pero, al mismo tiempo, este curso de acción tiene otra implicación importante.

Al rehusar el desmentido como curso de acción política el gobierno fija una posición de hecho. Es como si dijera, como si nos dijeran :

Señores, déjense de esa vaina de Marcha Verde, dejen de estar reclamando justicia y disparates que esta es la realidad, que todos los gobiernos roban, que todos los funcionarios –unos mas otros menos- son corruptos, que en estos tiempos las cosas son así en todas partes del mundo. Sean de derecha o de izquierda, todo el mundo está en lo suyo, resolviendo, buscándosela y ustedes aquí, jode que te jode, privando en puritanos.

-Es mas- me imagino yo que habrán debatido entre si- esto es lo que hay. Si no te gusta vete del país y si te vas a quedar, estate tranquilo. ¿OK?

Pero recuerde el lector: una cosa piensa el burro y otra el que lo apareja. No tengo duda de que esos son sus planes y nos desafían de arriba a abajo.

Sumisión o rebelión. He ahí el dilema.

Sumisión ya hemos otorgado durante décadas.

Rebelión es donde llegaremos cuando todas las demás opciones alternativas se hayan agotado.

Siempre ha sido así.

Es historia.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.