Fogaraté

Gran diferencia

Un presidente de re­pública es simplemen­te un empleado del Es­tado que el pueblo contrata por un tiempo equis. Puede ser contratado por vía legítima; es decir, por voluntad de ambas partes, y aun así perder la legitimidad (por los actos del contratado). Puede ser que el contrato sea ilegítimo, porque la parte contratante no puso su voluntad para nombrarlo, y aun así el contratado puede, con sus actos, ganar legitimidad. Pero una cosa es ser presidente de república y otra es ser estadista, que protagoniza saltos de calidad en la historia; que hace Nación, Estado, bienestar perdurable; que personifica el interés general… (Esta es una cápsula meramente cultural).

encuesta

¿Ha leído usted la ordenanza del Ministerio de Educación para la equidad de género?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.