Fogaraté

Simplemente la palabra

La palabra es amiga y enemiga, negra y blanca, gruesa y magra. La palabra revolotea, huye, se detiene, avanza, corre, salta, se escabulle, escapa. La palabra es luz y oscuridad, golpea y acaricia, ofende y ama, odia y se deprime, alegra, entristece y espanta. La palabra es propiedad de nadie, tuya, mía y suya, silenciosa y abierta, pensamiento, voz, esencia humana. La provoca sentimientos, mueve voluntades, organiza los hechos de cada jornada, se transmuta en noticias…y hasta sirve, porque me da la gana, para llenar una columna diaria, aunque este sábado no tenga un tema que trascienda a las grandes mayorías nacionales.

encuesta

¿La reelección de Radhamés Camacho en la Cámara de Diputados empeorará las contradicciones entre danilistas y leonelistas en el PLD?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.