El violín (VI). “No sólo Paganini”

Luis Martínez Guzmán - 18 de abril de 2017 - 12:08 am - Deja un comentario

Sir Yehudi Menuhin (1916-1999) Violinista y director norteamericano, de padres judíos que emigraron a Rusia y tenía las nacionalidades suiza y británica. A los cinco años presentó su primer concierto en la ciudad de San Francisco, a los diez en París, a los once en Nueva York y a los trece en Berlín. Durante la II Guerra Mundial actuó a beneficio de la Cruz Roja y de las fuerzas aliadas. Tras la guerra, fue el primero en aparecer en la Ópera de París, el primer artista extranjero que tocó en Moscú y el primer artista judío que tocó en Alemania.

Fue el más activo promotor de la música de todos los tiempos. Dirigió varios festivales, fundó su propia orquesta de cámara y dirigió muchas más de primer orden. Fundó dos escuelas, una en Gran Bretaña en 1963, para jóvenes de siete a dieciocho años y otra en Suiza en 1975 para música de cámara y en 1986 una en Barcelona, filial de la de Suiza. Varios compositores le dedicaron obras como Bartók, Milhaud, entre otros. Recibió muchas condecoraciones como: Comandante de la Legión de Honor, Caballero de la Orden Holandesa de Orange-Nassau, Premio Nehru para la comprensión internacional y comandante Honorario de la Orden del Imperio Británico.

Poseía un gran vibrato, tocaba con un gran lirismo, dulzura y elegancia, aunque según Perlman, no tenía un sonido potente y en los agudos era un poco chillón. Sus violines fueron:

Stradivarius Soil, 1714 y  Khevenhueller, 1733.

Guarneri del Gesù 1742, ahora ex Yehudi Menuhin.

Guarneri D’Egville, 1735.

Ruggiero Ricci (1918-2012) Violinista norteamericano de origen italiano. Llamado el mejor dotado para el arco de nuestro tiempo y la reencarnación de Paganini. Niño prodigio que cautivó al público a sus diez años. Debutó en San Francisco y en Nueva York en 1928. En 1932 realizó su gira por Londres, París, Berlín. Viena, Roma y Escandinavia. Ha tocado en más lugares, ante más público y ha grabado más que cualquier otro violinista. Su especialidad fue las obras para violín solo, siendo el primero que grabara los 24 caprichos de Paganini. Ofreció más de 5,000 conciertos en 65 países y más de 500 grabaciones. Tuvo a lo largo de su vida muchos violines:

– Amati, 1656.

– Stradivarius

Tononi, 1683.

Spanish Court, 1685.

Ernst, 1709.

Joachim,1714.

Monsterio,1719.

Madrileño, 1720.

Nestore Rode, 1721.

Lord Norton, 1737.

– Guarneri

Beriot, 1731.

Cremona ex Huberman, 1734.

Gibson, 1734.

Plowden, 1735.

Lafont, 1735.

–  Carlo Bergonzi Constable, 1731.

Henryk Szeryng (1918-1988) Violinista polaco nacionalizado mexicano. Debutó a los diez años con el concierto de Mendelssohn y el gran violinista polaco, Bronislaw Huberman, convenció a los padres de éste a que contrataran a Carl Flesh para que lo guiara. Gracias a Jacques Thibaud y Gabriel Bouillon se trasladó a Francia, donde se graduó en 1937 del Conservatorio de París, obteniendo el primer lugar. Pero antes, en 1933 hizo su debut como concertista con el concierto de Brahms y eso le valió para realizar una extensa gira, a pesar de continuar con sus estudios.

Durante la II Guerra Mundial sirvió como intérprete y traductor ya que hablaba y escribía ocho idiomas, dando unos 300 conciertos para las tropas aliadas. Por un gesto del gobierno de México, que recibió a miles de refugiados polacos, Szeryng quedó impactado y regresó a México en 1943. La Universidad Nacional Autónoma de México le ofreció el puesto de Director del Departamento de Cuerdas, para que reorganizara la escuela de violín. En 1948 le fue otorgada la nacionalidad mexicana.

Se mantuvo dando conciertos por toda Latinoamérica y conoció en 1953 a su coterráneo Arthur Rubinstein, quien lo animó a extender sus actividades en los cinco continentes y con quien tuvo una larga y bonita amistad. Fue de los violinistas más grabados y con una carrera de más de cuarenta años. Redescubrió y fue el primero en grabar el tercer concierto de Paganini, el concierto de Chávez, el concierto de Paul Csonka, conciertos para violín de Manuel Ponce, Benjamín Lees, Camargo Guarneri y Jean Maatinon, entre muchos más, completando así un repertorio tan amplio que ningún otro violinista. Recibió un sinnúmero de condecoraciones y títulos honorarios.

Entre sus muchos violines se encunetran:

  • Stradivarius Hércules, 1734; éste le perteneció a Eugene Ysaÿe.
  • Andrea Guarneri, 1683.
  • Guarneri del Gesù 1743, Leduc.
  • Pierre Hel, 1935.

Szeryng regaló la mayoría de sus violines a ciudades o alumnos, como es el caso de Shlomo Mintz, conservando los dos últimos mencionados en la lista. Henryk Szeryng ha sido el violinista más premiado y condecorado de la historia.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.