Fogaraté

Frase trágica

Hay una frase sin espacio para una mínima duda ni para el intercambio de ideas, el cuestionamiento de una decisión o la crítica a un juicio imperativo. Ha tenido una dura presencia en más de cinco siglos de quejas, lamentos, reclamos y protestas. Ha edificado todos los despotismos, tragedias, asonadas, revoluciones, montoneras, exilios y prisiones. No tiene nada qué ver con institucionalidad democrática, transparencia y consenso. Es oscura, odiosa, golpeante, y muestra nuestro crónico atraso de República inconclusa y de futuro incierto. La frase, todavía vigente: «En este país yo soy el jefe».

encuesta

¿Cree usted que los jueces de la Suprema Corte debieron de inhibirse en caso Odebrecht ante cuestionamientos de la defensa?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.