Alguna vez tendremos alas

Que nos Pasa RD

Recién amanece en esta Marzo de 2017, en República Dominicana, escuchamos la triste noticia en el matutino radial, que una señora que se ocupa de llevar niños al colegio, pierde su vida injustamente, en ocasión de un atraco.

No hay por que rememorar lo sucedido, ni tampoco solo quedarnos absortos ante la pérdida de una vida humana, en la persona de una Mujer de Familia, de trabajo y de Valores. En ella se identifican todas y cada una de las mujeres dominicanas que creen en un país, un país organizado, con educación, justicia social, oportunidades de desarrollo y basado en el respeto y la familia como base de toda sociedad exitosa.

Quien tiene la culpa, es la primera pregunta que como Humano, hijo, hermano, trabajador, creyente, y sobre todo dominicano, tengo que preguntarme. No iré a los tipos penales del hecho ni a lo que consterna a toda la familia heredera de la nación de Duarte. Me voy a su Génesis de causalidad.

Si bien las lucha sociales de dominicanos conscientes, lograron el anhelado 4% por la educación, la misma por sí sola no es suficiente, puesto que alcanzada sin un plan estratégico a mediano y largo plazo, no produciría cambios esperados en la población quisqueyana.

Es solo con educación que podemos combatir la delincuencia. la educación fomenta la cultura, y la cultura  es la base del desarrollo de todos los pueblos organizados y de respeto, embestidos con instituciones firmes.

Quien tiene la culpa sino todos y cada uno de nosotros, de que mi amiga Janel perdiera su valiosa madre. La tenemos por omisión, y por decisión, omisión de no hacer NADA, y decisión de quedarnos de brazos cruzados cada día, viendo como la herencia que nos dejaron los fundadores de esta hermosa nación, permitimos sea dilapidada por un grupo de inescrupulosos mal educados e indolentes.

Se vislumbran a lo lejos los esfuerzos por una sociedad sin impunidad, y digo a lo lejos por que por sí solo esto no es suficiente. Ya mencioné que solo con educación podemos salvar lo que nos pertenece a todos y todas. Es obligación de todo dominicano empoderarse de que el mal triunfa solo si los buenos permiten que esto suceda.

Es obligación de Jueces, Fiscales y de policías el ejercicio de un sistema de Justicia que parece irnos de nuestras manos. pero es deber cívico de todo el nacido en la tierra defendida por Luperón, hacer algo al respecto, y hacerlo ya.

No es posible que más madres, mujeres de valor y necesarias para el desarrollo de de la vida nacional, se nos sean arrebatadas asi no mas. Y esto aplica a toda vida valiosa de nuestra patria.

Entonces… qué nos pasa República Dominicana, seguimos haciéndonos los desentendidos y les dejamos este desorden a futuras generaciones o hacemos algo. El cambio empieza en ti Dominicano & Dominicana. con represión no se combaten hechos delictivos, con educación y cultura si.

Una formación educativa basada en el respeto, los valores, las buenas costumbres, el respeto a la vida y a los derechos colectivos e individuales, crean justicia social. y esto se traduce en una nación que avanza en el camino correcto.

Toda la Nación Dominicana se identifica con el Luto de la Familia Acosta Yapor, esto no debe continuar, te toca a ti dominicano y dominicana que lees esto hacer algo, con pequeñas acciones de cada uno de nosotros, en el lugar que nos toque vivir, podemos convertirnos en un país de libertades soñadas por quienes han derramados su sangre por aires de libertades y derechos.

encuesta

¿Cree usted que los jueces de la Suprema Corte debieron de inhibirse en caso Odebrecht ante cuestionamientos de la defensa?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.