Acuerdo Educación-ADP. Historia

Ramón Morrison - 21 de marzo de 2017 - 12:07 am - Deja un comentario

Es después de la caída de la tiranía de Trujillo cuando las profesoras y profesores desarrollan acciones  en lo organizativo y reivindicativo tanto por sus condiciones de vida y trabajo como para impulsar el desarrollo de la educación en la República Dominicana. Ese proceso se inicia con la fundación de la Federación Nacional de Maestros-FENAMA- el 7 de septiembre de 1961, a sólo 3 meses y 7 días del ajusticiamiento del sátrapa.  Más luego que FENAMA cumple la trascendental misión histórica surge  como verdadera  continuación y superación dialéctica, la Asociación Dominicana de Profesores-ADP- fundada el 13 de abril de 1970.

En más de 46 años de historia la ADP ha tenido que pactar no pocas veces acuerdos con las autoridades de turno, única vía de definir caminos de progreso tanto propios como para el no menos loable propósito de contribuir al avance de la educación en la República Dominicana. La realidad es que no por radicales las acciones y planteamientos se han conquistado  resultados favorables en uno y otro sentido; pero hay que agregar además que la firmeza en su lucha ha sido también una vía de ir abriendo los caminos que han conducido a que hoy en día las y los profesionales de la educación ocupen un sitial de respecto en sus condiciones de vida y trabajo  dando un indudable salto de calidad, aún pendiente,  eso sí, de merecidos nuevos progresos.

Una lección que aporta la historia. Mientras las más prolongadas y radicales huelgas magisteriales se desarrollan en el período 1970-1990  el salario nominal promedio pasa de  75 a 552 pesos mensuales  y… ¡Sorpresa! el salario real  desciende de 77 a 22 pesos mensuales; mientras que con el proceso Plan Decenal que redujo a lo mínimo las huelgas con respecto al período anterior, se lograron conquistas  para el magisterio nacional  con reivindicaciones nunca vistas hasta entonces  y cuyos resultados aún se sienten y proyectan  en la actualidad.

Un examen detenido de los acuerdos del magisterio nacional  organizado con las autoridades de Educación desde FENAMA y a través de los más de 46 años de existencia de la ADP es necesario para que la dirección actual extraiga sabias lecciones para las luchas del presente; pero una conclusión fundamental que se puede adelantar es que una clave ha estado presente y es que hay que combinarlo con el avance de la educación hoy marcada por la imprescindible superación de la baja calidad.

De ahí que los actuales acuerdos han de crear las condiciones para la otra marcha. ¡La marcha hacia la calidad! ¡Ahí está la historia!

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.