Los 3,390 millones de dólares de la corrupción de Odebrecht

Miguel Sang Ben - 20 de marzo de 2017 - 12:07 am - Deja un comentario

El medio social dominicano es de una naturaleza “campechana”: nos creemos el ombligo del mundo. Por eso vemos con mucha indignación el dato de los 92 millones de dólares canalizados hacia la República Dominicana, y nos olvidamos del bosque completo por concentrarnos en la rama que nos toca en particular.

La prensa dominicana no se ha hecho eco del balance de todo el “dinero sucio” manejado por la firma Odebrecht: tres mil trescientos noventa millones de dólares en el período 2006-2014 distribuidos por su Departamento de “Operaciones Estructuradas” (un eufememismo para el Departamento de “Sobornos”).

La noticia la recogí del periódico Folha de Sao Paulo, en su versión en español disponible en el siguiente enlace: http://www1.folha.uol.com.br/internacional/es/brasil/2017/03/1864653-odebrecht-pago-comisiones-ilegales-por-valor-de-us-3390-millones-segun-exempleado.shtml .

Dicen los autores de la nota periodística, Bela Megale, Leticia Casado y Rubens Valente: “El ex empleado de la constructora Odebrecht Hilberto Mascarenhas declaró, el lunes (6) al Tribunal Superior Electoral, que un departamento de la empresa administró pagos ilícitos por valor de US$ 3.390 millones entre 2006 2014.

“Entre el 15% y el 20% del total fue destinado a la financiación ilegal de campañas electorales en Brasil.

“La suma restante fue usada para pagar sobornos, obras y servicios en el exterior.

“Mascarenhas era funcionario del sector de Operaciones Estructuradas de la Odebrecht, conocido informalmente como “departamento de soborno” de la compañía.

“El exempleado es uno de los 78 denunciantes de la empresa en el marco de la Operación y prestó declaración en el proceso que se tramita en el Tribunal Superior Electoral que investiga la campaña presidencial de 2014.

“Mascarenhas aseguró también que la constructora corrompió a agentes públicos en Angola y en América Latina para conseguir contratos de obras.

“Detalló los pagos hechos a los publicistas del Partido de los Trabajadores Duda Mendonça y João Santana.

“Asimismo, explicó las transacciones económicas del departamento año por año.

“Según su declaración, la cuantía fue creciendo a lo largo de la segunda mitad del gobierno del expresidente Lula, y se redujo en 2014, cuando se puso en marcha la Operación Lava Jato.”

Lamentablemente, la síntesis en español es muy parca en detalles, por lo que debí recurrir a la versión portuguesa, disponible en el enlace siguiente: http://www1.folha.uol.com.br/poder/2017/03/1864355-odebrecht-movimentou-us-33-bi-em-pagamentos-ilicitos-diz-delator.shtml

La distribución de los sobornos en los 9 años de la operación en gran escala, fue la siguiente. Se redujo cuando comenzó la Operación Lava Jato. ¿De quien es la angurria: de los políticos o de la empresa?

distribución de los sobornos

distribución de los sobornos

República Dominicana es el único país afectado de América Latina que ha justificado que “recibir donaciones de campaña no está tipificado como crimen.” Claro, por eso el proyecto de Ley de los Partidos no ha sido consensuado para que exista ese vacío legal.

El texto original en portugués desnuda el crimen de los sobornados, porque luego de otorgada la obra, los “adenda” ajustando los presupuestos en que le retornaba el monto de la coima multiplicado muchas veces a la firma convicta y confesa. ¿Qué se está investigando en Dominicana en esta dirección? ¿Qué ministro de Obras Públicas se ha investigado en este aspecto de los sobrecostos? En una economía de inflación controlada, ¿Qué causas produjeron estos sobrecostos? Sólo lo vemos en el caso dominicano. Este es un país muy especial. 

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.