Fingerprints

Dino Bonao - 17 de marzo de 2017 - 12:09 am - Deja un comentario

Entrada precinto placas brillan pechos hinchados hombres quepis uniformes azules cinturas anchas luciendo anchotas cinturón pistola mace esposa radio celular granada macana cantimplora taser y ceteris paribus combatir crimen El Bronx. No pasa minuto sin uno rozararma con dedos. Pasar entreste cortejo castrense requiere coraje, recordemos Stevenson: “Aprensión sentida por ciudadano honesto ante presencia de policías”. No importa si vas a denunciar un robo; si vas a visitar un primo vende drogas preso; si vas a encontrarte con una sargento boricua que quiere presentarte compañeros; si vas a que te tomen huellas digitales para nuevo empleo, siemprenmente posibilidad confusión. Tal vez el que dibuja sospechosos solo tiene 1 modelo latino; tal vez hay un fugitivo con tres verrugas en la cara nombrado Juan.

―May I help you?― dijo Panterota, uñotas, tacones y vozronca pasar nochesenteras coreando Hip Hop en sótanos donde se fuma de todo.
―Yes, I came to have my fingerprints taken― musito tonalidades más amables pueden emitir mis cuerdas vocales evocando Robert Frost. Necesito esas huellas digitales, no quiero volver por nada del mundo a bregar con esto. La compañía encargada de investigar antecedentes, background checking, para nuevos empleados, me ha enviado a tres precintos, en ninguno aparece policía encargado desta labor. Tengo impresión ninguno quiere, también imagino siempre hay emergenciasangrientas.
―Take a seat over there boo, they’re waiting too― dijo Panterota señalando sillas debajo carteles “WANTED”: todos buscados negros y latinos. En El Bronx vivimos negros y latinos, es natural nosotros seamos responsables asaltos violaciones asesinatoset cetera.

“¡HOLAHOLA!” Saludo primas sentandomexclamando “¡¡¡EWWWWWW!!!”; no sé quién se encarga de limpieza, pero evidentemente está de vacaciones o preso. Piso no suape desde 1955, sillas manchas oscuras mejor no saber que lo qué. Dominicana Negra y Negra Gringa parecen cartuchos de dinamita esperando cualquier chispita.
―The whole week trying, if I don’t get my fingerprints taken today they’re gonna have let me in jail, cause I ain’t coming back son, no way.
―Asimimito morena.

Una hora pasa, teléfonos no dejan de sonar. Panterota vaivén caderotas, de vez en cuando taconea tratando convencer policías nos atiendan, “I’m trying honey, don’t you worry”. Entra Mexicana empujando cochecito niño adentro y dos más flanqueándolo lao a lao.

―Ay virgencita me robaron el bolso con mis documentos.
―Slow down, Espaniol poquito, ¿no Inglés?― pregunta Panterota agarrándole ambas manos.
―Ay no virgencita no hablo Inglés no― casigime Mexicana mirando pisosucio.
ISPEAKSPANISHISPEAKSPANISHISPEAKSPANISH!!!― voceo desde basurero, loco por saber qué pasó, digo, además de matar aburrimiento, digo, de ayudar, oh.
―Pues que yo estaba en el súper aquí mismo en Webster comprando huevos y dejé a los niños y el carrito por cinco minutos para buscar tomates y cuando regresé ya no estaba el bolso con mis documentos y mi dinero ay virgencita por lo menos no se llevaron mis hijitos― letanía Mexicana sin saber qué hacer con manos.
―Well, she was at the supermarket and left her purse for 5 minutes and when she cameback, goodbye purse with all her personal documents and money, that was down on Webster avenue.
―Ok, tell her she needs a letter from the consulate which issued her documents― dijo Panterota mirando Mexicana con abstracción benigna: bondad, compasión, solidaridad, empatía.
―Sí, que usted tiene que ir al consulado que le dio los papeles y pedirles una carta para hacer el reporte.
―Ay virgencita si yo ya les llamé a ellos y ellos me dijeron que primero necesito el reporte de la policía sobre el robo pues…

Otra hora pasó. Otra hora pasa. Otra hora pasará. En El Bronx ocasopaca retrasada nieve de Marzo y, sin embargo, en Manhattan debajo reloj Grand Central vestido amarillo mespera para palomear por Central Park. Nos acostaremos sobre grama a comer gallina oteando patos nadando en lago. JAJAJAJA reiremos actuando Alan Partridge:
“―¿Sabes qué es peor a que no hablen de ti?, según Oscar Wilde.
―Cáncer”.
Calladitos brecharemos fotos boda parejasiática rodeada cerezosen flor. Frente apartamento vivía John Lennon seguramente cantaremos: We’re the walrus es cucu u cuchú cucu u cuchú cuchú cuchú. En Columbus Circle escarcha granito indicará ruta Cocina del Diablo, aaaah, suspiraremos, por fin, paraditos, comeremos pizza pizzería italiana pizzeros mexicanos, pegaditos veremos a Rocky rompiendo costillas de vacas en Español, Le matarás si le haces lo mismo a Apolo“You’re next boo”, me despierta Panterota, tocándome con uñotas mejilla izquierda, muy suavemente, por arribita, como cariñosa carnívora que no quiere comerte.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.