Fogaraté

El dedo en la llaga

José Alejandro Vargas (un juez que no es “de los del número”) muestra  claramente lo sustancial: que no hay un caso judicial, pues nadie se ha querellado contra Odebrecht. Ni la Presidencia de la República, ni la CDEEE, ni ningún particular. Por tanto, no hay nada qué conciliar, como ha “conciliado” el Procurador, y ni siquiera un caso en qué mediar, como sería  su deber, pues no hay querellante ni demandado. Por tanto, el acuerdo Procuraduría-Odebrecht  es absolutamente ilegal, pues Jean Alain (que en realidad no ha investigado nada) no representa una parte perjudicada que se haya querellado. Y, por tanto… (¡Qué tollo!).

encuesta

¿Cree Usted que el PLD se dividirá de manera definitiva?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.