Un Menéndez enculillado le colgó el teléfono a un funcionario que no ayudó a su amigo Melgen

La defensa no discutió los detalles de la llamada de 2009, pero el abogado de Melgen, Kirk Ogrosky, argumentó que Menéndez no estaba enojado porque el CMS se negara a ayudar a Melgen. Más bien, dijo, el senador estaba decepcionado por las arcanas y confusas reglas de facturación.
Servicios de Acento.com.do - 3 de octubre de 2017 - 2:00 pm - Deja un comentario
Foto: Acento.com.do/El senador Robert -Bob- Menéndez.

Fuente: Político, Nj.com

NEWARK.— El senador estadounidense Robert Menéndez sostuvo dos discusiones polémicas con representantes del Medicare, incluyendo una que incluía al ex líder de la mayoría del Senado, Harry Reid, y la exsecretaria de Salud y Servicios Humanos, Kathleen Sebelius, para presionar por un cambio de política de reembolso que beneficiaría a su amigo, dijo el lunes un alto funcionario del Medicare.

La primera discusión sobre el exceso de pago de US$8,9 millones a Salomón Melgen por el Medicare surgió en una llamada telefónica en julio de 2009 en la que Menéndez se puso “muy enojado” y “muy hostil” cuando el Medicare decidió que no cambiaría su política sobre cómo los médicos son reembolsados por el medicamento Lucentis, dijo Jonathan Blum, ex director adjunto de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid.

Tres años después, Menéndez volvió a plantear el problema. Pero esta vez buscó a funcionarios de más alto rango en el gobierno federal en una reunión convocada por Reid que incluyó a Sebelius, testificó Blum en la continuación del juicio federal por soborno de Menéndez y Melgen.

El senador estadounidense Robert Menéndez estaba tan irritado porque un burócrata federal no le estaba dando las respuestas que él quería en la disputa de facturación de su amigo al Medicare, que le colgó el teléfono.

“Fue una llamada que definitivamente me llamó la atención”, dijo Blum. “El tono, pensé, era muy agresivo. El tono era de alguien muy enfadado. Y durante la llamada sentí que no estaba contento con mis respuestas”.

Jonathan Blum habló de una llamada telefónica de 2009 con Menéndez. “Comenzó de manera cordial”, dijo. “Pero durante la llamada, como no cedí a su declaración de que la agencia no estaba siendo consistente, el tono se volvió más hostil”.

Se recuerda que el co-acusado de Menéndez, el médico oftalmólogo de la Florida, Salomón Melgen, estaba envuelto en una disputa de US$8.9 millones por su “multidosis” de un medicamento llamado Lucentis para tratar a sus pacientes. Menéndez, un demócrata y senador sénior de Nueva Jersey, sostenía que la CMS estaba siendo inconsistente en la forma en que facturó por el medicamento.

La llamada, y una reunión tres años más tarde con Blum, la entonces secretaria de Salud y Servicios Humanos Kathleen Sebelius y el líder de la mayoría del Senado Harry Reid, entre otros, son algunos de los favores que los fiscales dicen que Menéndez le hizo a Melgen a cambio de vuelos privados, lujosas vacaciones y cientos de miles de dólares en contribuciones políticas.

Blum testificó en una corte federal en Newark que él se “mantuvo firme” en el contacto de 2009 con Menéndez, negándose a admitir que las políticas del CMS eran inconsistentes.

“Fue una llamada que definitivamente me llamó la atención”, dijo Blum. “El tono, pensé, era muy agresivo. El tono era de alguien muy enfadado. Y durante la llamada sentí que no estaba contento con mis respuestas”.

Blum dijo que el nombre de Melgen nunca fue mencionado durante la conversación, pero que basándose en los materiales de información de la convocatoria, estaba claro que el problema tenía que ver únicamente con el médico.

“Yo estaba muy curioso (por saber) por qué el senador se conentró en este caso y le pregunté al personal varias veces”, dijo Blum. “El senador es de Nueva Jersey. El médico está radicado en la Florida. Presioné a nuestro personal varias veces por la conexión entre el senador y el doctor Melgen”.

Blum dijo que cerca del final de la llamada, le explicó a Menéndez que el Medicare estaba comenzando a buscar el reembolso por la sobrefacturación de “el médico”, es decir, Melgen, y comenzó a explicar los derechos de apelación de Melgen.

“Él [Menéndez] dijo algo así como ‘No me digas cuáles son los derechos de apelación’ y la llamada terminó muy rápidamente”, dijo Blum, describiendo el tono de Menéndez como “muy” enfadado.

“Creo que me colgó”, dijo Blum.

Menéndez también se enfadó con la reunión en que él participó con Sebelius, que fue arreglada por Reid, dijo Blum.

Menéndez no mencionó específicamente a Melgen en esta reunión, tampoco, pero Blum sabía que se trataba del médico de Florida debido a la introducción de Reid en la que mencionó tener una “amistad” con Melgen.

Blum dijo que durante la reunión, cuando él explicó la posición del CMS, Menéndez lo empujó “con fuerza” y le entregó una declaración jurada en la que el senador afirmaba que contradecía lo que él estaba diciendo.

“Le señalé muy rápidamente que la persona a la que él se estaba refiriendo no era yo”, dijo Blum. “Encontré su tono muy molesto, muy hostil (…) Fue un intercambio muy enconado”.

Al igual que la llamada telefónica de años antes, Blum dijo que la reunión terminó “bastante airadamente”.

Blum dijo que no era sólo el tono crispado de la conversación lo que sobresale en su memoria y que él se reunió con muchos miembros del Congreso durante el tiempo que estuvo en la agencia.

“Casi todas las interacciones que tuve con un miembro del Congreso fueron sobre una política nacional que afecta a muchas partes interesadas en todo el país o sobre un tema específico en el propio estado o distrito de ese miembro”, dijo Blum.

La defensa no discutió los detalles de la llamada de 2009, pero el abogado de Melgen, Kirk Ogrosky, argumentó que Menéndez no estaba enojado porque el CMS se negara a ayudar a Melgen. Más bien, dijo, el senador estaba decepcionado por las arcanas y confusas reglas de facturación.

“Creo que dijiste que usted dijo que [Menéndez] estaba ‘presionando’ y que fue ‘hostil’ y que fue ‘desagradable’. ¿No sería más justo decir que era frustrante?”, preguntó Ogrosky.

Ogrosky intentó profundizar en detalles sobre las políticas de facturación del Medicare, pero el juez William Walls se negó a permitirlo. Ogrosky argumentó que quería entrar en algún detalle para demostrar que Menéndez no estaba tratando de “intimidar”.

“Pusieron a un testigo a decir: ‘Él me estaba intimidando fuerte para que lo hiciera’. Y quiero decir que no, que su comprensión de lo que estaba ocurriendo era acerca de una política que constituye la intención y el motivo [de Menéndez]”, dijo Ogrosky.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.