Jucio revela cómo Menéndez cabildeó para que EEUU presionara a RD con proyecto favorecía a Melgen

Un funcionario del Departamento de Estado, Todd Robinson, describió cómo Menéndez amenazó con llevar a cabo una audiencia en el Senado si el Departamento no presionaba al gobierno dominicano para que cumpliera un contrato con el principal donante de Menéndez, Salomón Melgen.
Servicios de Acento.com.do - 3 de octubre de 2017 - 11:30 am - Deja un comentario
Foto: Acento.com.do/Archivo

 

WASHINGTON-DC, Estados Unidos.-El testimonio de la semana pasada en el juicio del senador Robert Menéndez (D-NJ) sobre un acuerdo de seguridad portuaria en República Dominicana puede proporcionar la base para una condena por soborno.

Un funcionario del Departamento de Estado, Todd Robinson, describió cómo Menéndez amenazó con llevar a cabo una audiencia en el Senado si el Departamento no presionaba al gobierno dominicano para que cumpliera un contrato con el principal donante de Menéndez, Salomón Melgen.

El año pasado, el Tribunal Supremo redujo significativamente los motivos por los que un funcionario público puede ser procesado por soborno. Las acciones del funcionario público deben incluir un “acto oficial” a cambio de alguna consideración. No puede ser simplemente la convocatoria a una reunión, hacer una llamada telefónica, u otras acciones que generalmente se consideran “servicios a los electores”. Sin embargo, llamar a una reunión de un subcomité del Senado para favorecer a Melgen sería clasificado como una “acción oficial”.

En mayo de 2012, Menéndez organizó una reunión con funcionarios del Departamento de Estado, pidiéndoles que ayudaran a resolver la disputa entre el gobierno dominicano y la empresa de seguridad de Melgen. Como ya hemos mencionado, Menéndez se adelantó y convocó la audiencia, que tuvo lugar dos meses después.

En enero de 2013, después de las reuniones, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos recibió una solicitud “inusual” de la oficina de Menéndez, pidiéndoles que retrasaran los envíos de equipos de rayos X a los puertos dominicanos.

El acuerdo de seguridad portuaria fue descubierto por Tom Anderson, director del Proyecto de Integridad del Gobierno de NLPC, y fue objeto de una primera página del The New York Times el 1 de febrero de 2013. El NLPC proporcionó información al Times sobre una base de exclusividad, lo que provocó, aparentemente, la investigación criminal federal.

Un oficial del Departamento de Comercio testificó sobre amenazas de represalias políticas del abogado de Melgen durante una reunión en 2012. El especialista en comercio Scott Smith dijo que el tono del abogado de Melgen era “simplemente amenazante”. Smith también dijo que durante la reunión, el abogado de Melgen repetía que el médico tenía “amigos influyentes” que podrían causar serias dificultades para el Departamento de Comercio.

En ese momento, la empresa de seguridad de Melgen, ICSSI (International Container Security System Inc.), tenía un contrato para proporcionar al gobierno de República Dominicana equipos de rayos X para escanear el transporte de mercancías a través de sus puertos en un esfuerzo por reducir el narcotráfico a través de la nación caribeña.

Los abogados de Melgen programaron la reunión con la esperanza de obtener la ayuda del Departamento de Comercio para lograr concesiones financieras del gobierno dominicano. La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos estaba planeando donar parte de su equipo de rayos X a la República Dominicana para ayudar con ese esfuerzo, lo que podría haber socavado los intereses de Melgen.

Según el New York Times, gran parte de los testimonios anteriores en el caso se habían centrado en detalles “mundanos” de los viajes en avión y otros favores que Melgen había proporcionado a Menéndez, pero el testimonio de Smith “pareció sacudir fuertemente la atención del  tribunal”.

En enero de 2013, después de las reuniones, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos recibió una solicitud “inusual” de la oficina de Menéndez, pidiéndoles que retrasaran los envíos de equipos de rayos X a los puertos dominicanos.

Aunque el senador Menéndez no niega los hechos del caso, su abogado ha cuestionado denuncias de intento de corrupción, argumentando que el senador estaba legítimamente preocupado por la seguridad de la inspección de carga en los puertos dominicanos y que sus esfuerzos no estaban influenciados por ningún dinero o favores que él hubiera recibido de Melgen.

En sus esfuerzos por establecer un quid pro quo −un componente necesario para probar el soborno− los fiscales señalaron que el representante de Melgen donó US$60,000 al fondo de defensa legal de Menéndez el 12 de mayo de 2012, el mismo día en que Menéndez pidió una reunión con funcionarios del Departamento de Estado para discutir los asuntos de Melgen en República Dominicana.

“Fue realmente muy audaz llamar a una audiencia del Senado por el único beneficio de Melgen”, dijo Anderson. “Cuando lo descubrí, casi me caí de la silla. Estaba claro para mí exactamente lo que estaba pasando. Si Menéndez es condenado, será muy gratificante”.

Fuente: Jamie Gregora es reportero de NLPC en Washington  

 

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.