Trump cambia y apoya posición de Beijing de “una sola China”

El presidente de EE.UU., Donald Trump, se comprometió con su homólogo chino, Xi Jinping, a mantener la política de "una sola China" que adoptó el exmandatario Jimmy Carter en 1979 tras romper sus relaciones diplomáticas con Taiwán, informó la Casa Blanca.
Servicios de Acento.com.do - 10 de febrero de 2017 - 10:25 am - Deja un comentario
Foto: Acento.com.do/Archivo/Xi Jinping

Washington (EFE).- El presidente de EE.UU., Donald Trump, se comprometió con su homólogo chino, Xi Jinping, a mantener la política de “una sola China” que adoptó el exmandatario Jimmy Carter en 1979 tras romper sus relaciones diplomáticas con Taiwán, informó la Casa Blanca.

Trump y Xi mantuvieron una conversación telefónica, “larga” y “extremadamente cordial”, en la que abordaron “numerosos temas”, entre ellos los comentarios que el presidente estadounidense hizo sobre la política de “una sola China” y sus amenazas de reconocer a Taipei tras ganar los comicios de noviembre.

“El presidente Trump se comprometió, a petición del presidente Xi, a respetar nuestra política de ‘una sola China‘”, apuntó la Casa Blanca en su comunicado.

“Representantes de Estados Unidos y China entablarán conversaciones y negociaciones sobre diversas cuestiones de interés mutuo”, añadió la Casa Blanca sin aportar más detalles.

La controversia acerca de la política de “una sola China” empezó cuando Trump habló con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, tras ganar las elecciones en el contacto de más alto nivel entre Taipei y Washington en casi 40 años.

La controversia acerca de la política de “una sola China” empezó cuando Trump habló con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, tras ganar las elecciones en el contacto de más alto nivel entre Taipei y Washington en casi 40 años

Más tarde aseguró que no permitiría que el gigante asiático le “dicte” lo que debe hacer: “No sé por qué tenemos que estar ligados por una política de ‘una sola China‘ a no ser que lleguemos a un acuerdo con China que tenga que ver con otras cosas, incluido el comercio”.

Durante su campaña y también como presidente, Trump ha culpado a China (además de México) del déficit comercial de Estados Unidos y de la pérdida de puestos de trabajo debido a las deslocalizaciones, una tendencia que ha prometido invertir con mano dura frente a Pekín.

Pekín advirtió entonces que sin el principio de “una sola China” se acabaría la estabilidad en las relaciones bilaterales y según publicaban hoy medios estadounidenses Xi se había negado a conversar con Trump hasta que este adoptase el compromiso que finalmente ha tomado, aunque sí se habían enviado dos cartas.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang, enfatizó entonces que “la cuestión de Taiwán es realmente un interés central para China“.

En la conversación de hoy, ambos líderes “también extendieron invitaciones para visitar sus respectivos países” y mostraron interés por “próximas conversaciones con resultados muy exitosos”. EFE

China considera que la conversación entre Trump y Xi fue “muy buena”

Pekín, 10 feb (EFE).- El Gobierno chino consideró hoy que la conversación telefónica entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, fue “muy buena” y volvió a agradecer el gesto de Washington de comprometerse con la política de “una sola China“.

En rueda de prensa, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Lu Kang detalló que ambos mandatarios habían conversado sobre comercio, inversión, infraestructuras, ciencia, tecnología y cultura, sin dar más detalles.

Tras enviar el miércoles una carta al Gobierno chino para felicitar el Año Nuevo lunar, Trump mantuvo una conversación telefónica con Xi Jinping el jueves en la que aseguró que respetará la política de “una sola China“, una condición de Pekín para garantizar la estabilidad de las relaciones bilaterales.

Después de ser elegido, Trump provocó el enfado de Pekín tras poner en duda el compromiso de EEUU con este principio, que Pekín impone como la base de sus lazos con cualquier país y que Washington ha respetado durante casi 40 años.

Una vez superado este escollo, el portavoz de Exteriores señaló que ambos presidentes esperan poder reunirse “pronto”, sin precisar cuándo podría celebrarse ese encuentro.

Lu tampoco precisó si Pekín había puesto como condición que Trump reconociera el principio de “una sola China” para que la llamada entre ambos líderes se produjera, si bien remarcó que “durante mucho tiempo” ha sido la base de las relaciones entre ambas potencias.

A pesar de los anteriores desmanes de Trump contra China, el portavoz chino hoy habló de “un nuevo punto de partida” entre las dos mayores economías del mundo con signos de mayor cooperación.

En la rueda de prensa, Lu rehusó precisar si Trump y Xi hablaron de asuntos que aún provocan fricción, como las disputas por islas en el Mar de China Meridional o el sistema de misiles THAAD que EEUU desplegará en Corea del Sur.

“EEUU es plenamente consciente de la postura de China en esos asuntos”, zanjó.

La agencia oficial Xinhua publicó hoy más detalles de la conversación, y señaló que el presidente Xi consideró que ambos países “son totalmente capaces de convertirse en buenos socios”.

China estrechará la coordinación y la comunicación con Estados Unidos en asuntos regionales e internacionales para salvaguardar conjuntamente la paz mundial y la estabilidad”, aseguró Xi a Trump, y le trasladó su voluntad de impulsar una cooperación “beneficiosa para ambas partes”.

Según la nota de la agencia china, Trump se mostró contento por poder hablar con Xi por teléfono y expresó su admiración por el “histórico desarrollo” conseguido por el país asiático.

Trump, según la versión oficial china, aseguró que la sociedad estadounidense apoya un estrechamiento de los lazos entre Pekín y Washington y valoró que ambos países pueden realizar esfuerzos conjuntos para llevar la relación a “un nivel sin precedentes”.

La controversia acerca de la política de “una sola China“, por la que se reconoce que Taiwán y China son un sólo país, empezó cuando Trump habló con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, tras ganar las elecciones en el contacto de más alto nivel entre Taipei y Washington en casi 40 años.

Pekín advirtió entonces de que, sin el principio de “una sola China“, se acabaría la estabilidad en las relaciones bilaterales y, según han publicado medios estadounidenses, Xi se había negado a conversar con Trump hasta que éste adoptase el compromiso que finalmente ha tomado. EFE

Taiwán defiende su “buena comunicación” con EEUU tras llamada de Trump a Xi

Taipei, 10 feb (EFE).- Taiwán reaccionó hoy ante la llamada entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, con un comunicado en el que resalta las “buenas comunicaciones” con Washington y su apoyo la paz y estabilidad en Asia-Pacífico.

“Los intereses básicos de Taiwán son asegurar la libertad y democracia, la participación activa en la comunidad internacional y la paz y estabilidad regional, al tiempo que sostiene una buena relación con Estados Unidos y con la otra parte del estrecho de Formosa”, indicó hoy la Oficina Presidencial en el comunicado.

Así respondía Taiwán a la nota oficial de la Casa Blanca sobre la conversación telefónica entre Trump y Xi, en la que el presidente estadounidense, “por solicitud del presidente Xi”, prometió “honrar nuestra política de una China“.

Taiwán y Estados Unidos mantienen contactos muy estrechos con un enfoque de que “no sucedan imprevistos” y la isla entiende que Washington “conceda gran importancia a la paz y estabilidad en el Asia Oriental”, señaló el comunicado.

Taiwán continuará “desarrollando relaciones cooperativas más sólidas con los Estados Unidos y contribuyendo conjuntamente a la paz, estabilidad y bienestar regional”, agregó la Oficina Presidencial isleña.

El taiwanés Consejo de Asuntos de China Continental, encargado de los lazos con el régimen comunista, emitió otro comunicado en el que subrayó que la isla “concede gran importancia al desarrollo equilibrado de las relaciones a través del Estrecho y a salvaguardar firmemente la paz y la estabilidad en él y en la región”.

Taiwán espera que Washington mantenga el apoyo a la isla e hizo un llamado a China “para que mantenga una actitud positiva y una comunicación pragmática para resolver las diferencias, de modo que las dos partes alcancen el mayor nivel posible de cooperación”.

Estados Unidos es el principal garante de la seguridad nacional de Taiwán, por medio de las promesas de apoyo militar contenidas en el Acta de Relaciones con Taiwán de 1979, que suponen la principal disuasión ante un hipotético ataque chino.

China considera a Taiwán como parte de su territorio y no ha renunciado al uso de la fuerza para impedir la independencia formal de la isla, que en muchos casos actúa como un Estado independiente de facto. EFE

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.