República Dominicana busca aprovechar el “apetito masivo” para rendimientos del 9 %

(Ezra Fieser/Bloomberg).- La República Dominicana se está moviendo para aumentar la liquidez y reducir el riesgo en sus mercados de capital, lo que podría abrir uno de los bonos en moneda local de mayor rendimiento en los mercados emergentes a más compradores extranjeros.

Las nuevas reglas que se aprobarán este mes, incluido el aumento de las transacciones en línea y los posibles cambios en las tasas impositivas para los inversores, tienen el objetivo de ampliar y modernizar la bolsa local.

Los intercambios extrabursátiles representan la mayoría de los US$42,500 millones en transacciones bursátiles y de bonos de este año. Los cambios podrían desatar la demanda acumulada desde el exterior de la deuda gubernamental denominada en pesos, que rinde un 8.92 por ciento en promedio, según datos compilados por Bloomberg.

«Hay un apetito masivo de los inversores en la deuda denominada en moneda local debido a los altos rendimientos reales», dijo Andrew Stanners, un administrador de dinero con sede en Londres en Aberdeen Asset Management. «Si los inversores internacionales pudieran acceder a esto, reduciría drásticamente las tasas de interés activas internas».

Los bonos del gobierno local han retornado casi 15 % este año en términos de dólares, en comparación con el promedio de 12.4 % para los mercados emergentes, según datos compilados por Bloomberg.

Sin embargo, los inversores internacionales se han alejado de los bonos debido a lo que perciben como una falta de transparencia y reglas complejas para establecer una cuenta local.

Eso deja a los fondos de pensiones y los bancos e inversionistas locales como los compradores más prominentes, según Javier Trullols, director ejecutivo de Invertix, asesor de inversiones con sede en Santo Domingo.

En República Dominicana, solo el 13 % de los bonos soberanos locales están en manos de extranjeros, según datos del Ministerio de Finanzas, en comparación con el 64 % en México y el 26 % en Colombia.

«Hay un gobierno fuerte y el riesgo de la República Dominicana es menor que otros en América Latina», dijo Trullols. «Es importante que promovamos el mercado para los inversores extranjeros».

Se espera que la economía de US$72 mil millones, el de más rápido crecimiento en Latinoamérica el año pasado, crezca un 4.8 % este año, según el Fondo Monetario Internacional, ya que los precios al consumidor aumentan un 3 %, cerca del extremo inferior del objetivo de inflación del banco central.

Las nuevas reglas del mercado, que han sido aprobadas por el Congreso y se espera que sean firmadas por el presidente Danilo Medina, llevarán las operaciones a los estándares internacionales, dijo Luis Martin Gómez, portavoz del banco central, uno de los principales emisores de bonos en la República Dominicana.

Stanners dijo que el Gobierno se ha mostrado reacio a abrir el mercado, en parte, porque un aumento en los compradores extranjeros podría traer más volatilidad a la moneda local. El peso ha perdido un 3.54 % este año frente al dólar estadounidense, el peor desempeño entre una canasta de monedas caribeñas y centroamericanas rastreada por Bloomberg.

Gómez desestimó las preocupaciones sobre el efecto sobre el peso, diciendo que su desempeño está en línea con las proyecciones del banco. Los principales receptores de divisas de la economía, el turismo y las remesas en el extranjero, ayudarán a respaldar la estabilidad de la moneda, dijo.

Hasta la fecha, una de las pocas formas en que los extranjeros pueden acceder al mercado local ha sido a través de las notas de depósito global de Citigroup Inc., que pueden brindar a los inversores exposición a bonos en moneda local sin establecer una presencia en el país. Las cuentas de inversión ascendieron un 65 % el año pasado, dijo el banco, sin especificar el monto.

Además de reducir los costos de endeudamiento, atraer a más inversionistas podría ayudar a la nación a mejorar su calificación crediticia haciéndose menos dependiente de los mercados internacionales de deuda, según Ariane Ortiz-Bollin, analista de Moody’s Investors Service. Luego de una actualización en julio, la calificación de Moody’s es de Ba3 para la República Dominicana, tres niveles por debajo del grado de inversión y en la misma categoría que Bolivia y Serbia.

«Hemos señalado el mercado doméstico muy superficial como un inconveniente para el perfil de crédito, específicamente alrededor del 70 % de su deuda es global», dijo en una entrevista telefónica. «Atraer inversiones extranjeras parece ser una forma de desarrollar ese mercado», al considerar la amenaza de riesgos sistémicos por quiebras, entre otros cambios que se implementarán a partir del año próximo.

encuesta

¿Apoya usted la alianza electoral de PRM, Fuerza del Pueblo, PRSC, PQDC, BIS, Frente Amplio, Alianza por la Democracia, Dominicanos por el Cambio, FNP y PUN?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.