Junta Fiscal EEUU para Puerto Rico exige a gobernación fuertes recortes que afectarían a trabajadores

En el recurso, la Junta le pide al tribunal que declare que el Plan Fiscal para Puerto Rico tal cual fue certificado por la JSF bajo la ley Promesa, requiere la reducción parcial de jornada si ciertas metas no se cumplen y una reforma de las pensiones.
Servicios de Acento.com.do - 28 de agosto de 2017 - 10:00 pm - Deja un comentario
Foto: Acento.com.do/Archivo/Ricardo Roselló, gobernador de Puerto Rico.

San Juan, 28 ago (EFE).- La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para Puerto Rico presentó hoy una demanda contra el gobernador de la isla, Ricardo Rosselló, en la que exige que se reduzca o elimine la paga extra de navidad, se disminuya la jornada de los funcionarios y se lleve a cabo una reforma del sistema de pensiones.

El pasado 4 de agosto, Rosselló anunció en un mensaje a la nación que no implementaría la reducción de jornada de dos días al mes de unos 125.000 empleados públicos en la isla.

“No acepto ni pondré en ejecución la reducción de jornada laboral sometida hoy por la Junta de Supervisión Fiscal”, dijo Rosselló entonces.

En la demanda de hoy, la JSF señala que ambas medidas forman parte del Plan Fiscal ordenado por el ente y puesto en marcha por el ejecutivo el 13 de marzo de este año,

Ambas medidas, revela la demanda publicada hoy, son necesarias para lograr liquidez y ahorros suficientes que la Junta determina que son decisivas para que el Plan fiscal cumpla con la ley Promesa.

“Aunque hubiéramos preferido evitar este paso, creemos que es una medida necesaria para mantener a Puerto Rico en curso con sus compromisos de reducir el gasto y establecer una base estable para su futuro económico”

La demanda fue presentada en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para Puerto Rico.

En el recurso, la Junta le pide al tribunal que declare que el Plan Fiscal para Puerto Rico tal cual fue certificado por la JSF bajo la ley Promesa, requiere la reducción parcial de jornada si ciertas metas no se cumplen y una reforma de las pensiones.

A su vez, en la misma detalla que las medidas son disposiciones obligatorias del Plan Fiscal para Puerto Rico y el gobernador tiene que cumplir con y hacer cumplir el Plan Fiscal en su totalidad, incluyendo las mismas.

La Junta también le pide al tribunal un interdicto prohibiéndole al Gobernador rehusar cumplir con, y hacer cumplir el Plan Fiscal para Puerto Rico o de otro modo tratar las medidas como si no fueran parte del Plan Fiscal, informó, por su parte, la JSF en un comunicado.

“La reforma fiscal es un proceso difícil pero necesario para Puerto Rico y la credibilidad del plan radica en su cumplimiento”, dijo Natalie Jaresko, directora ejecutiva de la Junta de Supervisión.

“Aunque hubiéramos preferido evitar este paso, creemos que es una medida necesaria para mantener a Puerto Rico en curso con sus compromisos de reducir el gasto y establecer una base estable para su futuro económico”, añadió Jaresko.

“El pasado 13 de marzo la Junta certificó el Plan Fiscal para Puerto Rico para alcanzar casi 40.000 millones de dólares en reducción del déficit a largo plazo mediante aumentos en ingresos y medidas de ajuste al sector público, al tiempo que se comienza el difícil trabajo de reestructurar la insostenible deuda de 74.000 millones que la isla le adeuda a sus acreedores”, recuerda la JSF.

“El plan incluye metas claras y específicas a ser monitoreadas de cerca por la Junta”, añadió Jaresko.

“La situación financiera de Puerto Rico no se deterioró de la noche a la mañana y arreglarla va a ser difícil, pero tenemos las herramientas para hacerlo”, manifestó Jaresko.

“Continuaremos trabajando con el Gobierno de Puerto Rico para ejecutar el Plan Fiscal certificado que logre sostenibilidad financiera y mejore el bienestar económico del pueblo de Puerto Rico”, concluyó Jaresko en el comunicado de la JSF. EFE

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.