Cambio climático y corrupción, retos de América Latina, dice Foro Económico Mundial

Desarrollo urbano, cómo atraer inversiones, la necesidad de cambiar la matriz energética, el fomento de la innovación como única vía para asegurar el crecimiento económico en el siglo XXI y la apuesta por la integración política latinoamericana frente a las corrientes nacionalistas y proteccionistas también fueron abordados
Servicios de Acento.com.do - 8 de abril de 2017 - 8:00 am - Deja un comentario
Foto: Acento.com.do/Archivo/Para Latinoamérica, estas metas -que abarcan desde la igualdad de género hasta el cuidado del agua- implicarían, por ejemplo, sacar a 75 millones de personas de la pobreza y dar electricidad a 23 millones que hoy no la tienen.

Buenos Aires, Argentina (EFE).- El cambio climático, la corrupción, la seguridad y la revolución tecnológica son los retos que deben enfrentar los Gobiernos, empresas y sociedad de la región, según el Foro Económico Mundial para América Latina que concluyó este viernes en Buenos Aires.

El evento, que en dos jornadas reunió a algo más de un millar de líderes mundiales y expertos, sirvió para debatir los problemas de la región con una mirada integral y plantear soluciones en un contexto de estancamiento económico, tras el fin del superciclo de los precios de las materias primas.

Desarrollo urbano, cómo atraer inversiones, la necesidad de cambiar la matriz energética, el fomento de la innovación como única vía para asegurar el crecimiento económico en el siglo XXI y la apuesta por la integración política latinoamericana frente a las corrientes nacionalistas y proteccionistas también fueron abordados en el evento.

Para Latinoamérica, estas metas -que abarcan desde la igualdad de género hasta el cuidado del agua- implicarían, por ejemplo, sacar a 75 millones de personas de la pobreza y dar electricidad a 23 millones que hoy no la tienen.

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), pidió hoy a los Estados de la región que incluyan los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU para 2030 en sus agendas y presupuestos.

Para Latinoamérica, estas metas -que abarcan desde la igualdad de género hasta el cuidado del agua- implicarían, por ejemplo, sacar a 75 millones de personas de la pobreza y dar electricidad a 23 millones que hoy no la tienen.

“Los Gobiernos solos no van a poder llevar a cabo esta agenda”, recalcó Patricia Espinosa Cantellano, secretaria ejecutiva de UNFCC (ONU Acción Climática), quien añadió que se necesita “asociación” entre el sector público, privado y la sociedad civil.

“No son solo retos en materia de implementación en la relación que tenemos con el sector privado, sino las decisiones muchas ocurren también a nivel de los ciudadanos. Pueden tener un gran impacto y los ciudadanos solos muchas veces tampoco están siendo consecuentes con lo que sienten que quieren hacer”, complementó Simón Gaviria Muñoz, director del Departamento Nacional de Planeación de Colombia.

Colombia fue mencionado como ejemplo para sus vecinos ya que es el país de la región que más avanzada tiene la implementación de los ODS.

La lucha contra la corrupción fue otro tema transversal de las dos jornadas del foro, abordado como una lacra que no solo dinamita la confianza de los ciudadanos en las instituciones y la democracia sino también como un obstáculo para atraer a los inversores.

“Para cambiar el resultado en el largo plazo, al final quizás el punto de intervención es la educación”, apuntó hoy Juan Carlos Botero, director ejecutivo de The World Justice Project, durante el panel “Lucha contra la corrupción: la nueva manera de avanzar”.

“Cuando tienes una población educada que es capaz de sentirse empoderada para hacer la denuncia, esa población genera un sistema disperso de 50 millones de colombianos o 15 millones de chilenos que hace el control de la corrupción en sí mismo. Y esa misma población es después el empleado público que hace la denuncia”, prosiguió.

Esta décimo segunda edición de la versión latinoamericana del Foro de Davos contó este jueves con la presencia del mandatario argentino, Mauricio Macri, quien apostó por intensificar la integración latinoamericana y se mostró optimista tanto sobre el futuro de la región como el de su país.

Fuertes críticas recibió, por el contrario, la situación de Venezuela, tanto por parte de Macri como de otros ponentes durante el foro. EFE

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.