Con veteranos y exjugadores neoyorquinos los Astros buscan frenar a los inspirados Yanquis

Beltrán y Reddick firmaron como agentes libres, a la vez que McCann llegó vía traspaso con los Yanquis para abrirle el camino en el Bronx al joven receptor dominicano Gary Sánchez.
Servicios de Acento.com.do - 13 de octubre de 2017 - 7:05 am - Deja un comentario
Foto: Acento.com.do/Archivo.

Houston (EE.UU.), 13 oct (EFE).- La presencia de los veteranos, el boricua Carlos Beltrán, y Brian McCann, exjugadores de los Yanquis de Nueva Yorik, podrían convertirse en un elemento crucial en el rendimiento del equipo tejano durante la Serie de Campeonato de la Liga Americana, que hoy, viernes, comienzan ambas franquicias.

Uno de los asuntos a seguir en los Astros desde el invierno del 2016-17 era la llegada de veteranos como el toletero puertorriqueño Carlos Beltrán, el receptor Brian McCann y el jardinero Josh Reddick, para acompañar una plantilla joven que bajó a 84 victorias la temporada pasada tras avanzar a la Serie Divisional de la Liga Americana en el 2015.

Beltrán y Reddick firmaron como agentes libres, a la vez que McCann llegó vía traspaso con los Yanquis para abrirle el camino en el Bronx al joven receptor dominicano Gary Sánchez.

Rumbo a 101 victorias en la campaña regular, un título del Oeste de la Americana y un triunfo sobre los Medias Rojas de Boston (3-1) en la primera ronda de los playoffs, el trío antes mencionado puso de su parte dentro y fuera del terreno.

“Fue algo grande para nosotros”, declaró el joven torpedero de los Astros, el boricua Carlos Correa. “El año pasado teníamos un buen equipo con mucho talento, pero no teníamos ese liderazgo veterano”.

Correa reconoció que la experiencia que les aportaron los tres nuevos compañeros fue decisiva.

“Este año, McCann, Beltrán y Reddick llegaron y, aparte de sus habilidades en el béisbol, se vieron grandes en el vestuario y nos enseñaron mucho del juego, cosas que no sabíamos”, señaló Correa. “Creo que ese liderazgo veterano nos ayudó y que ellos han jugado un gran papel en nuestro éxito”.

En particular, Beltrán, de 40 años y en su vigésima temporada en Grandes Ligas, ha impresionado en ese sentido-pese a una campaña por debajo con el bate, dado que no ha tenido tampoco tanta acción.

“Beltrán ha sido ese veterano que se necesitaba en ese vestuario del equipo”, afirmó A.J. Hinch, piloto de los Astros. “Es un jugador muy respetado, de un alto nivel e intelecto”.

Hinch reconoció que os jugadores jóvenes y veteranos, además de los coaches, gravitan hacia él, y tratan de conseguir su consejo por cada situación que se le presenta.

“Su forma, su presencia y su calma han sido elementos cruciales en nuestro vestuario. Cuando surgen cosas durante el año o cuando hay debates, la mayoría dirá, ‘¿Qué pensaría Carlos?’ Esa clase de respeto te demuestra su lugar en nuestra jerarquía”, comentó Hinch.

Beltrán llega a la Serie de Campeonato de la Liga Americana contra los Yanquis con línea ofensiva de .325/.433/.645 y 16 jonrones en un total de 58 partidos de postemporada.

Sin embargo, el boricua aún no ha logrado ganar un anillo de campeón, siendo su única participación de la Serie Mundial en la edición del 2013 vistiendo el uniforme de los Cardenales.

El 2017 podría representar la última oportunidad para el respetado bateador designado de conseguir el anillo que tanto desea colocar y lucir en su dedo.

“Estamos pujando por él para que sea un campeón de la Serie Mundial”, destacó Hinch. “Ahora bien, algo de eso es para él, pero la mayor parte es para nosotros. Queremos ser campeones”, subrayó Hinch.EFE

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.