El hombre Araña: De vuelta a casa

Para este caso el actor Tom Holland ha servido para revitalizar un contenido que se estaba apagando por las pocas variaciones a su texto argumental y el desgaste de sus protagonistas que ya no anclaban con las demandas del público joven.
Félix Manuel Lora/Acento.com.do - 12 de julio de 2017 - 12:00 pm - Deja un comentario

Título original: Spider-Man: Homecoming. Género: Fantástico. Dirección: Jon Watts. Guión: John Francis Daley, Jonathan Goldstein (Personajes: Steve Ditko, Stan Lee). Reparto: Tom Holland, Robert Downey Jr, Michael Keaton, Marisa Tomei, Zendaya, Tony Revolori, Laura Harrier, Angourie Rice, Michael Barbieri, Jon Favreau. Duración: 2 horas 13 minutos. Clasificación: Todo público País: USA

Este tercer reinicio cinematográfico del hombre araña tras la trilogía protagoniza por Tobey Maguire y las dos películas “The Amazing Spider-Man”, interpretadas por Andrew Garfield, viene a presentar un panorama más renovado con la convicción de que el arácnido posee la capacidad de seguir siendo un elemento atractivo dentro de la industria.

Para este caso el actor Tom Holland ha servido para revitalizar un contenido que se estaba apagando por las pocas variaciones a su texto argumental y el desgaste de sus protagonistas que ya no anclaban con las demandas del público joven.

Holland, que ya debutó en el papel con su aparición en “Capitán América: Civil War”, ahora muestra una cara que sintoniza con esa fuerza juvenil con todos los problemas que acarrea la pubertad dejando caer los bríos e imprudencias propios de un joven de su edad, pero aceptando, a la vez, su compromiso por las habilidades que posee.

Después de la experiencia vivida con los Vengadores, Parker empieza a experimentar su nuevo rol como superhéroe, sin darse cuenta de los problemas que tiene que enfrentar. Sobre su vida gravita la presencia de Tony Stark (Robert Downey Jr.), quien asume en algunos momentos su rol de Iron Man, pero se detiene más para encausar los ímpetus de su nuevo discípulo.

Como siempre un villano de turno les da vuelta a las acciones de sus protagonistas siendo, esta vez, el actor Michael Keaton quien como Vulture, asume un papel antagónico que más bien parece una ironía a su otrora condición de héroe de comic (el primer Batman de la gran pantalla), pero que lo interpreta con estilo.

Haciendo algunos guiños a la forma modélica de Sam Raimi, director de las anteriores, este episodio reconstruye muchas de las razones por la cual este superhéroe juvenil tiene siempre que tener una conexión generacional con el público al cual se dirige. También su aproximación a la población hispana con la inclusión de un personaje latino (igual dominicano) que es bodeguero en Queens

Jon Watts (Clown, 2014) supo rebuscar en aquellos “teen movies” las fórmulas esenciales para introducirlas en una película que pudiera tenerlo todo y satisfacer nuevamente el gusto de ese público por este tipo de filmes.

En su primera parte se cumple con las condiciones de mostrar los asuntos que Parker debe resolver en su vida privada, la relación con su tía, los problemas de bulling y el enamoramiento con una compañera de clase.

De esta manera se trata de componer su mundo mozo para luego introducir, en su segunda parte, los rigores que tiene que asumir como superhéroe; cuestión que se define de una forma natural y dinámica.

“Spider-Man: Homecoming” es un cine de masas, pero con buenas características que la hacen atractiva, precisamente, para ese gran público y que subraya a Spider Man como uno de los productos de la Marvel más atractivo y con la gran capacidad de renovación.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.