Brasil sacudido por los escándalos de corrupción: Revelan sobornos millonarios a Temer, Lula y Dilma

El mandatario de Brasil, Michel Temer, y el excandidato presidencial Aecio Neves actuaron conjuntamente para intentar impedir el avance de investigaciones de corrupción, señaló el Fiscal General de la República, Rodrigo Janot, en un documento hecho público hoy.
Servicios de Acento.com.do - 19 de mayo de 2017 - 2:45 pm - Deja un comentario
Foto: Acento.com.do/Archivo/Dilma Rousseff, destituida de la presidencia de Brasil, Joao Santana y Luiz Inácio Lula da Silva.

Empresario brasileño confiesa sobornos a Temer desde 2010

Brasilia, 19 may (EFE).- Uno de los dueños de la empresa JBS, que colabora con la justicia en investigaciones de corrupción, confesó que ese grupo le paga sobornos al presidente brasileño, Michel Temer, desde 2010, según documentos difundidos hoy por la Corte Suprema.

Los testimonios de Joesley Batista fueron dados en el marco de un acuerdo de cooperación judicial y refuerzan el terremoto político causado por unos audios divulgados por el tribunal, que comprometen a Temer y este jueves lo llevaron a dirigirse a la nación para asegurar que no renunciará, pese a las crecientes presiones.

Michel Temer

Michel Temer

Sobre la base de esos audios y la totalidad de la confesión de Batista, uno de los dueños del gigante cárnico JBS, la Corte Suprema abrió una investigación formal contra Temer, quien pudiera ser desalojado del poder si se instaura un proceso penal en su contra, lo cual debería ser avalado por el Parlamento.

Los audios, difundidos el jueves, causaron un terremoto político y fueron grabados por Batista durante una visita que le hizo a Temer en la residencia oficial de la Presidencia el pasado abril.

En ellos se le escucha relatando diversas irregularidades, como que busca “favores” para su empresa en algunos ministerios, que está en contacto con fiscales que le informan sobre investigaciones o que soborna a un exdiputado preso por corrupción y cercano al gobernante para que no colabore con la justicia.

Ante todo eso, Temer asiente o simplemente escucha sin mayores comentarios, lo cual ha sido interpretado por analistas jurídicos como un explícito apoyo a acciones al margen de la ley.

A esas ya explosivas revelaciones, que han llevado a partidos de la propia base de Temer a exigir su renuncia, se sumaron hoy los documentos revelados por la Corte, en los que Batista confiesa que le paga coimas al mandatario desde 2010, cuando ambos se conocieron.

Según uno de los documentos, catalogado como “Anexo 9”, entre 2010 y 2011 Batista dice que hasta le pagó una “mesada” de 100.000 reales (hoy unos 29.500 dólares) a cambio de diversos “favores” en el Ministerio de Agricultura, y se compromete a entregar pruebas de ello.

Dice además, aunque no aclara si se cumplió, que acordó a fines del año pasado con el diputado Rodrigo Rocha, suspendido de su escaño por el Supremo y muy cercano a Temer, el pago al ya entonces mandatario del 5 % de comisión sobre la facturación de una empresa eléctrica del grupo, que precisaba una licencia para operar.

El testimonio prestado por Batista ya ha sido homologado por la Corte Suprema y pudiera salpicar además a muchos otros políticos, tanto del arco oficialista como de la oposición.

Este jueves, en medio de fuertes presiones, Temer se dirigió a la nación y afirmó con contundencia que no renunciará al cargo y que probará su inocencia en la investigación que ha iniciado el Supremo.

Sobre los audios, lo único difundido oficialmente hasta entonces sobre la confesión de Batista, Temer aseguró que fueron grabados en forma “clandestina” y garantizó que en ellos no hay pruebas de su presunta culpabilidad. EFE

Confesión de JBS revela sobornos a Lula y Rousseff por 80 millones de dólares

Brasilia, 19 may (EFE).- Directivos del grupo JBS que colaboran con la justicia confesaron que pagaron sobornos por 80 millones de dólares al expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y a su sucesora Dilma Rousseff, según documentos divulgados hoy por la Corte Suprema.

Lula y Rousseff, ambos del opositor Partido de los Trabajadores (PT) y que ya responden en tribunales en diversos procesos, fueron acusados por directivos del gigante cárnico JBS de facilitarle a esa empresa el acceso a multimillonarios créditos del banco de fomento estatal, pagados desde 2005.

Según esos testimonios, el intermediario de esas negociaciones era Guido Mantega, quien fue ministro de Hacienda en los Gobiernos de Lula y Rousseff y que también ha sido acusado de ejercer ese mismo papel por la empresa Odebrecht, beneficiaria de contratos amañados con la estatal Petrobras.

En los documentos revelados por la corte, uno de los dueños de JBS, Joesley Batista, y el exdirector de Relaciones Institucionales del grupo Ricardo Saud, sostienen que los sobornos pactados con Mantega desde 2005 alcanzaron la suma de 80 millones de dólares, depositados en diversas cuentas bancarias abiertas en el exterior.

A cambio, JBS se beneficiaba de créditos del Banco de Desarrollo Económico y Social (BNDES), entidad de fomento estatal que también es investigada por supuestas irregularidades relacionadas con la trama corrupta descubierta hace tres años en Petrobras.

Según los documentos divulgados hoy, Batista explicó que había “similitudes” entre su forma de operar con el BNDES y las prácticas en Petrobras, en la que empresas privadas obtenían contratos de obras a cambio de voluminosos sobornos a políticos y exdirectores de la petrolera.

En uno de los trechos de la confesión, que tiene más de 2.000 páginas, Batista dijo a la justicia que varias veces preguntó a Mantega si Lula y Dilma estaban al tanto de todas las negociaciones y que el exministro siempre lo confirmó.

Estas nuevas revelaciones pudieran enredar aún más la situación jurídica de Lula, quien ya responde como reo en cinco causas penales vinculadas en su mayoría a hechos de corrupción asociados a la red de Petrobras, que salpica a decenas de políticos y empresarios.

Rousseff, por su parte, es objeto de un proceso penal por unos supuestos intentos de obstaculizar la acción de la justicia en casos relacionados con la misma trama corrupta en la petrolera estatal.

Bajo sospechas similares, y también sobre la base de la confesión de los ejecutivos de JBS, la Corte Suprema ha decidido investigar al presidente Michel Temer, cuyo Gobierno en ha sumergido en una grave crisis por estos testimonios. EFE

Temer y senador intentaron impedir avance de investigaciones, dice fiscal

Sao Paulo, 19 may (EFE).- El mandatario de Brasil, Michel Temer, y el excandidato presidencial Aecio Neves actuaron conjuntamente para intentar impedir el avance de investigaciones de corrupción, señaló el Fiscal General de la República, Rodrigo Janot, en un documento hecho público hoy.

Aecio Neves

Aecio Neves

Según el fiscal, Neves, “en articulación, entre otros, con el presidente Temer“, intentó obstaculizar la operación ‘Lava Jato'”, que investiga la trama corrupta en la estatal Petrobras, a través de “medidas legislativas” y “el control del nombramiento de comisarios de policía” que conducían los procesos.

“De esta forma, se ve también la posible práctica del delito de obstrucción a la Justicia”, resalta Janot, citado en un documento en el que el magistrado del Supremo Edson Fachin autorizó el jueves la apertura de una investigación contra Temer.

El presidente, de 76 años, se vio salpicado directamente por la confesión realizada ante la justicia por uno de los dueños del gigante cárnico JBS, que colocó al presidente brasileño en el centro de un escándalo de corrupción.

El empresario confesó que JBS le paga sobornos a Temer desde 2010, según documentos difundidos hoy por la Corte Suprema, y grabó una conversación hecha pública esta semana y que compromete directamente al jefe de Estado.

De acuerdo con la Fiscalía, la grabación demuestra que Temer dio “aval” al empresario Joesley Batista para comprar el silencio de Eduardo Cunha, expresidente de la Cámara de los Diputados y en prisión por corrupción.

El mandatario, en el poder de manera efectiva desde la destitución de Dilma Rousseff el pasado agosto, ha negado cualquier tipo de acto ilícito y el jueves se dirigió a la nación para afirmar enérgicamente que no renunciará a su cargo, a pesar de las presiones de la oposición y de algunos sectores de su base.

No obstante, Temer pudiera ser desalojado del poder si se instaura un proceso penal en su contra, lo cual debería avalado por el Parlamento. EFE

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.