Menéndez buscó un funcionario con “el mejor jugo” para ayudar a Melgen

Le tomó tres años, pero finalmente el senador Robert Menéndez abogó por Salomón Melgen al más alto nivel posible, con la secretaria de Salud y Servicios Humanos Kathleen Sebelius.
Servicios de Acento.com.do - 11 de octubre de 2017 - 12:00 pm - Deja un comentario
Foto: Acento.com.do/Archivo/Salomón Melgen.

NUEVA JERSEY, Estados Unidos.-Cuando el oftalmólogo de la Florida Salomón Melgen, buscaba ayuda temprana en su disputa de facturación de US$ 9 millones con el Medicare, el senador Robert Menéndez sabía que tendría que ponerse en contacto con pesos pesados, de acuerdo con documentos presentados el martes en el juicio federal de corrupción de Menéndez.

“El Dr. Melgen todavía está en la etapa no-litigante, por lo que debemos determinar quién tiene el mejor jugo en el CMS (Centers for Medicare and Medicaid Services) y el Departamento de Salud”, escribió Menéndez en un correo electrónico de agosto de 2009 a su jefe de personal, Danny O Brien.

Tomaría tres años, pero finalmente Menéndez abogó en favor de Melgen al más alto nivel posible: con la secretaria de Salud y Servicios Humanos (HSS), Kathleen Sebelius.

Ese, según los fiscales, es uno de los varios favores que Menéndez, un demócrata y senador sénior de Nueva Jersey, hizo por Melgen a cambio de vuelos privados, vacaciones abundantes y tres cuartas partes de un millón de dólares en contribuciones políticas.

Finalmente, el CMS ordenó a Melgen que devolviera casi US$9 millones por inyecciones de Lucentis, el medicamento para los ojos más caro de la Parte B del Medicare, a unos US$2,000 por ampolleta, según un testimonio anterior.

Melgen, quien enfrenta una posible pena de cadena perpetua en prisión debido a una sentencia por fraude al Medicare, meses antes del juicio actual, usó varias dosis de cada botella, aunque cada una debía usarse sólo para una dosis única, y le facturó al Medicare US$2,000 por cada dosis aplicada.

Los abogados de Menéndez argumentan que no hubo quid pro quo. Melgen y Menéndez eran viejos y queridos amigos, sostienen, y Melgen simplemente había iluminado una política de facturación del Medicare a la que Menéndez se oponía.

La defensa ha señalado en interrogatorios a testigos que comparecieron anteriormente que Menéndez nunca mencionó específicamente el nombre de Melgen en las reuniones con Sebelius y otros funcionarios del CMS. En un momento anterior en el juicio, la defensa recalcó que Menéndez se reunió con Sebelius para tratar sobre la política de reembolso del Medicare, a pesar de que el caso de Melgen fue ante el Consejo de Apelaciones del Medicare (MAC), sobre el cual ella no tenía autoridad.

El martes, los fiscales intentaron poner en duda ese argumento al mostrar al jurado un correo electrónico de septiembre de 2011 del cabildero de Melgen, Alan Reider, a Melgen. En el correo electrónico, Reider explica por qué él creía que Sebelius aún podría ayudar a Melgen, aunque ella no tenía autoridad sobre el Consejo de Apelaciones.

Reider escribió que habló con un ex miembro del MAC quien le dijo que aunque Sebelius no tenía autoridad sobre el consejo, probablemente le reembolsarían a Melgen los US$9 millones si Sebelius le dijo a los miembros del consejo que su departamento estaba de acuerdo con Melgen en que la política de facturación no estaba clara.

“Me parece que el mejor enfoque (…) no es pedirle al secretario que coloque al MAC a su favor, sino que el CMS dé marcha atrás en su posición e informe al MAC que está de acuerdo con usted”, escribió Reider a Melgen.

Melgen envió el correo electrónico a Menéndez. El senador se reunió con Sebelius unos nueve meses después, pero ella testificó la semana pasada que nunca tomó ninguna acción en el caso.

El abogado de Menéndez, Abbe Lowell, subrayó el martes que en su reunión de 2012 con Sebelius, Menéndez nunca le pidió que contactara al MAC en absoluto.

“En el testimonio que la secretaria Sebelius dio, el tema de su intervención con el MAC en alguna forma nunca salió a colación en la reunión, ¿es correcto eso?”, preguntó Lowell al agente del FBI Alan Mohl, el testigo que los fiscales solían emplear para presentar las pruebas del correo electrónico.

Mohl estuvo de acuerdo.

El fiscal Peter Koski también intentó presentar pruebas de que Melgen hizo declaraciones falsas a los medios de comunicación en 2013, pero el juez William Walls dijo que la forma en que estaba tratando de introducir el asunto iba en contra de las reglas de la evidencia. La evidencia fue un artículo de Bloomberg News que fue reimpreso en VOXXI, una empresa de medios de comunicación propiedad de Melgen que existió por un corto tiempo.

Walls también criticó el intento de Koski de presentar como evidencia una imagen en pantalla del sitio web del Senado de Menéndez en la que le decía a los residentes de Nueva Jersey que las cuestiones que le plantearan a la oficina se enviarían a los senadores de su estado natal.

Lowell objetó, porque Koski no sabía cuándo se hizo la declaración en el sitio web, incluyendo si fue antes o después de que la relación de Menéndez con Melgen provocara el escrutinio.

Koski argumentó que era relevante de todas maneras.

“Incluso si esta pregunta y respuesta se clocaron en el sitio web del acusado después que se completó esta conspiración, aún sería relevante para la consideración de este jurado”, dijo Koski. “De hecho, se podría argumentar que sería más relevante porque habría sido después de que el senador Menéndez ayudara a Salomón Melgen, que vivía fuera de Nueva Jersey “.

Lowell replicó: “Quizá él dice: ‘No quiero ayudar a nadie de fuera del estado porque mira el problema que me ha causado’. Hasta que sepamos cómo fue publicado, cuándo y por qué (…) su relevancia no se ha establecido”.

Fuente: Politico.com

 

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.