Evangélicos fanáticos arremeten contra Michelle Bachelet; los sensatos le piden disculpas

El domingo, durante el tedéum evangélico que forma parte de los actos conmemorativos de las Fiestas Patrias, Bachelet fue recibida con gritos de "asesina" y otros epítetos similares a su llegada a la Catedral de la Iglesia Metodista Pentecostal.
Servicios de Acento.com.do - 12 de septiembre de 2017 - 3:00 am - Deja un comentario
Foto: SANTIAGO (CHILE), 11/09/2017.- La presidenta de Chile, Michelle Bachelet (c), junto al hijo de Orlando Letelier, Juan Pablo Letelier (i), y al canciller chileno, Heraldo Muñoz (d), rinden homenaje al excanciller Orlando Letelier, asesinado por agentes de la dictadura de Augusto Pinochet en 1976 en Washington, al conmemorar los 44 años del golpe de Estado que derrocó a Salvador Allende hoy, lunes 11 de septiembre de 2017, en Santiago de Chile (Chile). Bachelet encabezó la ceremonia en la que se bautizó con el nombre de Orlando Letelier un salón de la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, situado en el centro de Santiago. EFE/Elvis González

Santiago de Chile (EFE).- El capellán evangélico de La Moneda, sede del Gobierno chileno, se excusó este lunes públicamente con la presidenta Michelle Bachelet por los insultos que recibió este domingo de miembros de la Iglesia protestante durante una ceremonia conmemorativa de la Independencia de Chile.

Durante un acto religioso celebrado hoy en La Moneda para conmemorar el 44 aniversario del golpe militar que Augusto Pinochet encabezó el 11 de septiembre de 1073, el capellán Eduardo Cid señaló que “no todo el que dice ‘Señor, Señor’ entrará en el reino de los cielos”.

“Todo lo que salga de los labios de los cristianos debe ser amor, no condenación”, señaló Cid ante 300 invitados, y agregó: “Digo esto porque se nos enseña a los que somos cristianos que todo lo que fluya de nuestros labios debe ser un sinnúmero de elogios y también de amor, persuasión y muchas etapas de la vida, pero nunca de la condenación”.

“Por lo tanto, sean estas mis palabras para usted, particularmente”, concluyó, dirigiéndose a la mandataria y generando una ovación entre los presentes.

El domingo, durante el tedéum evangélico que forma parte de los actos conmemorativos de las Fiestas Patrias, Bachelet fue recibida con gritos de “asesina” y otros epítetos similares a su llegada a la Catedral de la Iglesia Metodista Pentecostal.

Los insultos continuaron durante el culto, mientras que el expresidente y candidato derechista, Sebastián Piñera, fue ovacionado.

Desde el púlpito, algunos oradores pusieron el énfasis en defender “el derecho a la vida”, en alusión a la ley recientemente promulgada que despenalizó el aborto en tres circunstancias.

También condenó, citando principios de la fe evangélica, un proyecto de ley que busca establecer el matrimonio igualitario en Chile.

Las críticas más ardientes provinieron de Eduardo Durán Salinas, un pastor que es hijo del obispo de esa congregación evangélica, Eduardo Durán, y además candidato a diputado por la derecha en las elecciones del próximo 19 de noviembre.

El obispo Durán reconoció al término del acto que Bachelet le dijo “esto es un abuso” antes de abandonar raudamente el templo, pero negó que se tratara de una encerrona a la presidenta.

Según él, todo fue “espontáneo”, pero subrayó que los evangélicos votan “por los candidatos que defienden la vida”.

Este lunes, el capellán Eduardo Cid tuvo también unas palabras para el fallecido presidente Salvador Allende, muerto hace 44 años en la sede del Gobierno, bombardeada e incendiada por los golpistas, destacando que pese a no ser cercano a la religión (era masón) “abrió las puertas al credo evangélico”.

Diversas organizaciones políticas y sociales homenajearon también a Salvador Allende, depositando flores ante el monumento a su memoria y en el número 80 de la calle Morandé, donde hay una puerta que el mandatario socialista utilizaba para entrar y salir de La Moneda. EFE

Gobierno chileno censura ataque de iglesia evangélica a proyectos de Bachelet

El Gobierno chileno recriminó a la iglesia evangélica las críticas de los pastores hacia la presidenta Michelle Bachelet durante su asistencia al tedeum que esa iglesia celebra cada año con motivo de las Fiestas Patrias.

Los ministros de esa iglesia que intervinieron en la ceremonia, a la que asistió Bachelet y sus ministros, le reprocharon a la mandataria la reciente despenalización del aborto y su intención de regular el matrimonio entre personas del mismo sexo, dos de sus promesas de campaña.

Eduardo Durán Salinas, pastor y candidato a diputado por la coalición derechista Chile Vamos, aseguró que “movimientos minoritarios” han conseguido instalar una agenda que no cuenta con el respaldo mayoritario de la ciudadanía.

“Identidad de género, matrimonio igualitario, despenalización del aborto, son sin duda leyes que no representan nuestros valores cristianos”, manifestó.

Al término de la ceremonia, Bachelet se retiró visiblemente molesta de la Catedral Evangélica, en el centro de Santiago, y la portavoz del Gobierno, Paula Narváez, aseguró que las palabras de los pastores habían sido una “falta de respeto” hacia la mandataria.

“Nosotros fuimos invitados a un acto de oración por Chile, a un acto de oración por la patria, y no a un acto de campaña. Nosotros creemos que efectivamente este ha sido un acto que se ha excedido en algunos puntos”, dijo la portavoz.

“Hubo opiniones que son claramente intolerantes y que no se condicen con el debido respeto a la diversidad de opiniones que debe existir en un país democrático como es Chile”, añadió.

También presenciaron el tedeum algunos candidatos presidenciales en las elecciones de noviembre, como el expresidente conservador Sebastián Piñera; el aspirante oficialista, Alejandro Guillier; la candidata de la Democracia Cristiana, Carolina Goic, o el ultraderechista José Antonio Kast.

Según algunos cálculos, entre 1,5 y 2 millones de posibles votantes profesan la religión evangélica, que ha crecido de manera sostenida durante los últimos años. EFE

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.