Nueva bandera de lucha de la Marcha Verde emplaza al Procurador a revelar datos de papeles de Odebrecht

“No más silencio señor Presidente, dé la cara como han hecho otros presidentes latinoamericanos. Llegó la hora de hablar claro. Llegaron los nombres de los sobornados desde Brasil y aun así su Procurador sigue con sus tácticas dilatorias buscando bajaderos para posibilitar las componendas y una nueva burla al pueblo”, proclamó en Azua la Marcha Verde

Publicado el 22 de mayo de 2017 - 6:38 am

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-La quinta Marcha Verde, celebrada este domingo 21 de mayo en Azua, región Sur de República Dominicana, asumió una nueva bandera de lucha contra la impunidad y la corrupción:

Denunciar al presidente Danilo Medina por “obstruir la ley y favorecer la impunidad en el caso Odebrecht”.

“No más silencio señor Presidente, dé la cara como han hecho otros presidentes latinoamericanos. Llegó la hora de hablar claro. Llegaron los nombres de los sobornados desde Brasil y aun así su Procurador sigue con sus tácticas dilatorias buscando bajaderos para posibilitar las componendas y una nueva burla al pueblo”, proclamó en Azua la Marcha Verde.

Esta nueva denuncia, sumada al anuncio de otros grupos, como el Frente Amplio de Lucha Popular (FALPO), de que intensificará la lucha para reclamar que sean revelados los nombres de los señalados por Odebrecht en el caso de corrupción, coloca una presión más fuerte sobre el Procurador General de la República, Jean Alaín Rodríguez, quien ha incumplido su promesa formal del 19 de abril, de que el 19 de mayo revelaría todos los nombres de quienes recibieron dinero del soborno, 92 millones de dólares, según los ejecutivos de la empresa.

“Publicaremos todos y cada uno de estos documentos incluyendo testimonios y pruebas documentales, para que todo el que tenga acceso a internet pueda verlos”, indicó Rodríguez, mas no pudo cumplir el primer punto del acuerdo homologado el pasado 19 de abril por el juez del Tercer Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, Danilo Quevedo.

Pero la promesa sigue en el aire, mientras el tiempo pasa, y este domingo, al finalizar el recorrido en Azua, los organizadores de la Marcha Verde leyeron un comunicado afirmando que, tanto el presidente Danilo Medina como el procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, “operaron para que en el acuerdo con la multinacional brasileña se excluyeran los casos de las sobrevaluaciones de obras y la recuperación de los más de dos mil millones de dólares robados al pueblo dominicano a través de esa modalidad de delincuencia política y empresarial”.

La semana de trabajo que comienza hoy, lunes 22 de mayo, será crucial para el gobierno y para el Procurador General. Ya no funciona darle largas a un proceso inevitable y tratar de administrar los nombres de los responsables

La Marcha Verde también acusó a Danilo Medina de colocarse al margen de la ley al conformar con monseñor Agripino Núñez Collado y otros notables una comisión para que rinda un informe favorable sobre la contratación de plantas a carbón de Punta Catalina, “las cuales, según expertos, están sobrevaluadas y son las más caras del mundo”.

Los activistas de la Marcha Verde exhortaron a Medina a “dar la cara como han hecho otros presidentes latinoamericanos” en relación con el caso Odebrecht y a dar los nombres de los implicados, ahora que están en poder de las autoridades dominicanas los documentos remitidos por las autoridades de Brasil el pasado miércoles.

Pese a que colocó la revelación de los funcionarios y políticos dominicanos sobornados por Odebrecht, como el primer beneficio para la República Dominicana del acuerdo pactado con Odebrecht a cambio de no someter a los ejecutivos de la empresa brasileña, ahora el Procurador Jean Alaín Rodríguez ha estado evadiendo ese compromiso y poniendo pretextos.

La semana pasada e Procurador General, tras anunciar que recibió los archivos de Odebrecht, anunció que haría pública la información una vez se deposite en los tribunales y que próximamente habrá sometimientos al respecto, pero pidió “paciencia” a la población puesto que el proceso de análisis y escaneado de los datos para ponerlos a disposición de la ciudadanía llevará unos días.

También ha argumentado el Procurador que los documentos se están traduciendo. Pero la Marcha Verde le ha advertido que los nombres no necesitan traducción.

Para el movimiento, el Procurador “sigue con sus tácticas dilatorias buscando bajaderos para facilitar las componendas y una nueva burla al pueblo”, al que, en su opinión, se está obligando a “mantener contratos con un ladrón como Odebrecht”.

El movimiento Marcha Verde y otros frentes de lucha social continúan fortaleciéndose, y ganando apoyo de voces importantes, como la del obispo emérito de La Vega, monseñor Antonio Camilo, que este domingo hizo pública su oración para que a los participantes en la protesta no los reprimieran o les pusieran drogas para levantarles falsas acusaciones (en referencia a lo ocurrido a Guanchy Comprés, en Moca).

Como si fuera poco, voces internas del gubernamental Partido de la Liberación Dominicana (PLD), como Franklin Almeyda Rancier, además de exigir el cumplimiento de los acuerdos que facilitaron la reelección del presidente Danilo Medina, ha criticado que se repriman las protestas populares contra la corrupción.

La semana de trabajo que comienza hoy, lunes 22 de mayo, será crucial para el gobierno y para el Procurador General.

Marcha Verde ha dicho presente en la ciudad capital, en Puerto Plata, en Santiago, en San Francisco de Macorís y en Azua. Y pronto estará en San Pedro de Macorís. Todo, además de las firmas del Libro Verde, las caminatas con las antorchas verdes, las movilizaciones en Capotillo, Haina y otros barrios y pueblos.

La gente se cansó de esperar, pero no de luchar contra la corrupción.

Ya no funciona darle largas a un proceso inevitable y tratar de administrar los nombres de los responsables.