Juez Danilo Amador Quevedo, centro de atención en caso corrupción Odebrecht en República Dominicana

Foto: Diana Peguero/ Acento.com.do / Danilo Amador Quevedo, juez del Tercer Juzgado de la Instrucción.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El juez Danilo Amador Quevedo, del Tercer Juzgado de la Instrucción, deberá decidir este próximo miércoles 19 de abril sobre el nuevo acuerdo que bajo el Criterio de Oportunidad sometió la Procuraduría General de la República a favor de la empresa Odebrecht.

Al tener en sus manos la decisión sobre un asunto que ha dominado el debate nacional desde diciembre del año pasado, el magistrado Amador Quevedo se ha convertido en el centro de atención y en sus manos podría estar la suerte definitiva del escándalo de corrupción de Odebrecht en la República Dominicana.

El acuerdo que fue declarado inadmisible por el juez presidente de la coordinación de Juzgados, José Alejandro Vargas, fue sometido bajo la figura jurídica del Criterio de Oportunidad alegando que en el mismo Odebrecht reconoce formalmente haber cometido el delito de soborno y acepta la obligación innegociable de entregar información específica sobre los sobornados y el destino de los fondos.

El día primero de marzo, Vargas declaró inadmisible el procedimiento de homologación del acuerdo entre Odebrecht y el Ministerio Público por incumplir el Código Procesal Penal en sus figuras jurídicas de la Conciliación, la Suspensión Condicional de la Pena y el Procedimiento Penal Abreviado.

Dijo que este buscaba la aminoración de la pena y podría impedir un proceso penal contra las partes involucradas en el soborno admitido por la empresa constructora Odebrecht.

Entonces, Vargas señaló que el acuerdo no podría traer conciliación entre las partes porque no se ha llevado a cabo un proceso penal contra la empresa extranjera por parte del Estado dominicano.

“Esto en virtud de que el instituto jurídico de la conciliación en el cual fundamentan sus pretensiones fue concebido por el legislador para dirimir conflictos entre denunciantes, victimas, querellantes y querellados”, resaltó Vargas durante la lectura del fallo del acuerdo señalando a su vez que dicho aspecto no es el adecuado para elaborar un convenio como este.

Empero, indicó que dicha decisión no impide que se lleve a cabo un acuerdo entre ambas partes con respecto al caso que se investiga en la Procuraduría General de la República.

Asimismo, resaltó que el órgano de persecución penal desborda el principio de legalidad, además que se trata de hechos graves y en consecuencia requieren de otro remedio procesal de mayor rigurosidad jurídica.

Un juez de experiencia

El juez Danilo Amador Quevedo, del Tercer Juzgado de la Instrucción, tiene experiencia tratando casos de gran impacto en la opinión pública.

Fue quien ratificó la prisión preventiva contra el coronel Carlos Piccini, en noviembre de 2016, por el caso de corrupción de la compra sobrevaluada, mediante el pago de coima, de los aviones Super Tucano, a la empresa brasileña Embraer. Este caso está pendiente de juicio.

Asimismo, el magistrado Amador Quevedo dictó apertura de juicio de fondo a 5 hombres imputados por la muerte a tiros de la estudiante de comunicación Franchesca Lugo.

También, el juez Amador Quevedo se declaró incompetente para juzgar el pedido de revisión de medidas de coerción contra Blas Peralta y los demás imputados en el caso del homicidio del exrector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Mateo Aquino Febrillet, caso pendiente de juicio de fondo.

Recientemente, envió a juicio de fondo al exdiácono católico Francisco Javier Occi Reyes, por acusación de agresión sexual contra un menor de edad. Este diácono fue el mismo que estuvo involucrado en el escándalo de explotación sexual de menores del embajador del Vaticano en Santo Domingo Jósef Weselowski, quien posteriormente murió en la Santa Sede cuando sería sometido a interrogatorio y juicio por la justicia vaticana.

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Contáctanos vía WhatsApp y haz tus denuncias aquí