Al recibir la Orden del Mérito

El pasado miércoles, con Nelia Barletta y Mijo Leurent tuvimos el honor de ser condecoradas con la Orden del Mérito por el Embajador de Francia, Luis Gómez. A continuación comparto las palabras que pronuncie en esta ocasión.

Un buen día hace 14 años caímos en Villas Agrícolas, Para contribuir a mejorar la vida de una pequeña parte de los miles de niños y niñas que sobreviven de manera penosa en la República Dominicana y así devolver una fracción de lo que nos ha dado el país que nos ha acogido.

Villas Agrícolas es un sector urbano marginado situado a apenas 10 minutos del centro de Santo Domingo. En cuanto a los déficits y problemas básicos no resueltos este barrio es semejante a los demás. Al igual que Villa María, Villa Consuelo o Capotillo carece de alojamientos dignos, de servicios sanitarios, de una educación de calidad para todos, de lugares de sano esparcimiento y sufre siempre de graves deficiencias en los servicios básicos.

La mayoría de los habitantes del sector viven en cuarterías o callejones, en las llamadas partes atrás, donde se han improvisado viviendas en los que anteriormente fueron los patios de casas individuales. Viven con una sola toma de agua para varias familias afuera de las viviendas. Por la estrechez, las camas son casi siempre compartidas entre distintas generaciones y la promiscuidad es la regla y no la excepción. Haitianos documentados e indocumentados residen en esta área porque colinda con el Mercado de la Duarte.

Villas Agrícolas alberga un elevado número de hoteles y moteles que son centros de prostitución, su vida nocturna es muy activa, con todo lo que esto conlleva para la vida de los niños y niñas que allí se desenvuelven.

Los llamados barrios marginados no ofrecen opciones a nuestra juventud para ser o hacer lo que desea ser o hacer. Más del 30 por ciento de los adolescentes y jóvenes entre 15 y 29 años ni estudia ni trabaja. En muchos de ellos y en muchos adultos la pobreza espiritual choca tanto como la miseria material.

Villas Agrícolas tiene la fama de ser un sector violento. Sin embargo, no hay mayor violencia que la generada por la falta de educación, el hacinamiento, las condiciones de vida hasta infrahumanas que padecen muchas familias. Esta situación encuentra sus raíces en la ausencia de compromisos reales de las políticas públicas hacia esos sectores. A pesar de los esfuerzos que se vienen realizando desde el gobierno, la escuela y la sociedad la verdadera revolución educativa todavía no ha tocado realmente la enseñanza dominicana.

Trabajar en un sector como Villas Agrícolas es generar empatía y confianza, es buscar aliados: escuelas, liceo, club deportivo, comparsas de carnaval, comunitarios; es aunar esfuerzos con todas las personas que aman y luchan por el bien de su barrio.

Hemos conocido mucha gente buena y admirable: niños y niñas que merecen un mejor destino, padres que han entendido su rol y ponen de su parte, directores de planteles y docentes que unen sus bríos a los de los demás para mejorar el estatus quo.

La realidad de quien trabaja con poblaciones vulnerables significa acompañar a madres adolescentes violadas por familiares, ver como infantes de 8 o 9 años son utilizados como mulas a cambio de un helado o un pedazo de pizza, detectar que las violencias sexuales son muchas veces intrafamiliares y aceptadas con sumisión por las madres, constatar con rabia y tristeza como padres aceptan el soborno de los violadores de sus hijos e hijas, ver como jóvenes bellas se convierten en ancianas de 35 años como resultado de la prostitución, el alcohol y las drogas.

Estas realidades, por duras que sean, no han logrado abatir nuestro ánimo. Ha crecido nuestro sentido crítico frente a un ordenamiento social que genera iniquidad y sufrimiento, pero ha crecido también nuestra ternura y nuestra voluntad de acompañar a tanta gente que no es culpable de su suerte. Cada día la pobreza cambia de rostro y nosotras, seguimos abriendo camino para enfrentarla, a nuestra pequeña escala.

encuesta

¿Cree usted que el mensaje de Margarita Cedeño conducirá a la unidad de Danilo Medina y Leonel Fernández?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.