La investigación del Senado de Haití sobre Félix Bautista y otros…

Los socios de Félix Bautista, en particular el ex primer ministro Jean Max Bellerive, tienen también que responder las preguntas del senado de Haití, y tendrían que atenerse a las decisiones judiciales que de allí se deriven.
Acento.com.do - 27 de julio de 2016 - 12:04 am - Deja un comentario
Foto: José Elías García Hernández en el juicio que se realizó en RD contra Félix Bautista

El reelecto senador por Juan de la Maguana, Félix Bautista, tendrá que seguir dando explicaciones al senado de Haití sobre la forma en que invirtió los multimillonarios fondos que le fueron asignados durante el proceso de reconstrucción de Haití, luego del terremoto de enero del 2010.

Una comisión de ética del senado de Haití, encabezada por Youri Latortue, investiga el uso que se dio a los fondos de más de 2,000 millones de dólares aportados por Petrocaribe, y ha realizado indagatorias sobre proyectos específicos, entre los cuales se cuentan varios que suman un monto superior a los 500 millones de dólares, y que correspondieron a las empresas del ingeniero y senador dominicano Félix Bautista.

Fue invitado insistentemente por el senado de Haití, pero se negó a acudir a la cita. El senador dominicano dijo que se encontraba muy ocupado en sus funciones legislativas en República Dominicana. Se le ofrecieron todas las garantías de trato respetuoso, con la dignidad que amerita su condición legislativa, pero mediante dos comunicaciones el senador dominicano prefirió hacerse representar y no acudir personalmente a las peticiones de quienes investigan sus servicios en el país que le contrató. Bautista envió dos emisarios, encabezado por José Elías García Hernández, un ejecutivo de su empresa Hadom.

Entre los senadores haitianos la negativa del ingeniero Bautista a acudir a la cita ya generó disgustos y sospechas. La crónica publicada este martes por el diario Le Nouvelliste dice que la sesión de preguntas y respuestas con José Elías García Hernández resultó, en ocasiones, “burlesca” y “puso al desnudo las condiciones no muy claras en las cuales se adjudicaron los contratos a empresas dominicanas que se deslizaron por la brecha de las deficiencias de Haití, brutalmente exacerbadas por el devastador terremoto de enero de 2010”.

Las palabras de José Elías García Hernández no dejaron satisfechos a los senadores haitianos. Es probable que insistan en que Félix Bautista acuda en el momento en que tenga oportunidad, para responder las preguntas que quedaron sin respuestas. Bautista puede contratar abogados y hasta buscar apoyo político, en particular de sus socios haitianos, pero está en el deber de hacerse presente en Haití, país que lo contrató en circunstancias muy especiales y que confió en él la realización de muchas obras importantes, incluyendo la construcción del edificio legislativo, y por lo cual le fueron desembolsado inicialmente 10 millones de dólares, pero hasta el momento solo fueron colocadas 40 estacas.

Los socios de Félix Bautista, en particular el ex primer ministro Jean Max Bellerive, tienen también que responder las preguntas del senado de Haití, y tendrían que atenerse a las decisiones judiciales que de allí se deriven. En el caso de los haitianos implicados en esta investigación, y que ya forman parte de un informe preliminar redactado por la Comisión de Ética y Lucha Contra la Corrupción, son muchas más las implicaciones que se derivan, y que incluyen recibimiento de coimas o sobornos, realización de acuerdos y entregas de obras sin licitación, recepción de dinero en el exterior o recepción de bienes inmuebles fuera de territorio haitiano.

Documentos dados a conocer por la periodista Nuria Piera en la República Dominicana, extraidos de computadores que pertenecieron a Félix Bautista y sus empresas, han sido utilizados por los investigadores haitianos. No se puede pasar por alto que el senador jefe de la investigación, Youri Latortue, fue funcionario o asesor importante del ex presidente Michel Martelly.

Un aspecto crítico para las empresas del ingeniero Bautista es que de los 29 proyectos que se le adjudicaron solo completó 22. Se desconoce lo ocurrido con los demás proyectos, pero si se toma en cuenta lo ocurrido con el edificio legislativo, que apenas plantó 40 estacas y cobró 10 millones de dólares, las cuentas podrían complicarse.

Félix Bautista tiene experiencia en investigaciones judiciales, y tal vez en Haití la podría utilizar para permitir que sus empresas sigan haciendo el trabajo para el que fueron contratadas. Tendrá que centrarse, en este caso, para quedar bien ante una decisión judicial. Lo que es probable, sin embargo, es que no cuente en Haití con los apoyos políticos que le permitieron salir indemne de los procesos locales.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.