¿Qué cambiará en esta Navidad?

Sus rostros iluminados por la alegría, la emoción y la esperanza, encaramados en un gigante árbol de luces en uno de los centros comerciales de la ciudad, los pequeños interpretes del Coro juvenil Abriendo Camino cantan con entrega y vigor,
Cantan a la paz, al amor, a la amistad, al futuro. Son el foco de todas las atenciones, irradian luz como nunca en sus laboriosas vidas, se presentan unidos en una sola voz para el deleite de espectadores conquistados.

De la misma manera, en la gran cena de Navidad ofrecida a más de 400 niños, niñas y adolescentes de Villas Agrícolas gracias al voluntariado entusiasta de un colegio privado de la capital, ellos llegaron como invitados VIP, protagonistas de una tarde, llenos de orgullo y alegría. Con cantos, juegos, premios, comidas, tratos cariñosos y amables se olvidaron de todo cuanto les rodea en su vida cotidiana. Al ver aquellos rostros angelicales resplandecientes, con miradas esperanzadoras y hermosas sonrisas felices, nos dijimos a nosotros mismos: vale la pena trabajar por la niñez desfavorecida de la República Dominicana.

Muchos de nuestros niños y niñas han sufrido y sufren de múltiples formas de maltrato intrafamiliar y extra familiar; han visto vulnerados sus derechos más elementales. Sin embargo, el poder sanador de la música y el amor, así como el encanto de la Navidad, los lleva a un mundo de sueños e ilusiones. La visión de un mejor futuro donde todo lo que brilla a su alrededor les parece accesible.

En las Navidades quisieran poder cambiar la tristeza, la dureza de rostros, la dejadez, las responsabilidades impuestas, el descuido, la lejanía física y emocional de sus padres, pero eso no depende de ellos.

Ellos son resilientes del día anterior, se adaptan continuamente para poder enfrentar los días que transcurren con su lote de agresiones y sinsabores. Algunos más que otros poseen ciertas características innatas, son pequeños guerreros y guerreras que siguen avanzando como niños al fin, pero no cuentan con los medios necesarios para desplegar su resiliencia como estrategia útil en su vida, no la interiorizan y repiten entre ellos mismos, sin darse cuenta, los mismos patrones de violencia e injusticia de los cuales son víctimas.

La resiliencia es la capacidad de reconstruirse después de haber sido tocado por la desesperanza y las carencias. Es importante que nuestros niños y niñas aprendan a desarrollar capacidades y habilidades para hacer frente a los obstáculos, sepan cómo recuperarse de las dificultades y estén preparados para los retos del futuro. Con tales herramientas serán niños más fuertes parecidos a un arból cuando es golpeado por fuertes vientos y logra superarlo, estos les prepara para enfrentar tormenta y vientos impetuoso y salir airoso.

En tal sentido, la resiliencia es un arma poderosa y se convierte en un importante factor de protección que definirá más tarde la ruta por donde habrán de caminar esos niños, marcados de una manera u otra por diferentes realidades penosas.

Son habilidades para la vida y herramientas que debemos ofrecer, a la par de la enseñanza formal, a nuestros niños, niñas y adolescentes de los sectores marginados. Para eso se necesitan guías y referentes, facilitadores y psicólogos con empatía, preparados y comprometidos con el cambio.

encuesta

¿Cree usted que el mensaje de Margarita Cedeño conducirá a la unidad de Danilo Medina y Leonel Fernández?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.