El verdadero legado chavista

A diferencia de Maduro, en honor a la verdad, Chávez nunca aburría. Una vez dijo que la cobertura internacional sobre los graves sucesos en Libia era un montaje mediático de las potencias occidentales para apoderarse del petróleo de Gadafi. Eso significaba que los principales diarios y estaciones de televisión de Estados Unidos, la Unión Europea, Rusia, China, Japón y el resto del mundo, incluso los de naciones árabes, como son los casos de Al Yazira y Al Arabiya, se confabulan para inventarse fotos, discursos del mismo Gadafi, muchedumbres en las calles de Trípoli y otras ciudades de ese país, con el propósito de invadirlo y controlar el crudo.

Pero su lado más divertido fue siempre su irrefrenable tendencia a ofender a sus colegas extranjeros, cosa tan frecuente que la comunidad internacional llegó a aceptarlo como parte del rigor protocolar que le imponía su enajenada visión de redentor del mundo en desarrollo. En su particular léxico oficial, Bush era un borracho y terrorista; Merkel…, por respeto mejor no lo repito; Fox un degenerado, Asnar, cuantas cosas se le ocurrieran, y así por el estilo.

Maduro es tan inmaduro que ni a su nivel de irrespeto alcanza y para colmo ni sonríe, lo que Chávez con frecuencia hacía, en especial cuando daba marcha atrás a sus casi cotidianas referencias irreflexivas sobre mandatarios y personalidades de naciones con las cuales Venezuela tenía plenas relaciones diplomáticas. Con todo lo divertido que Chávez fue y lo aburrido de su sucesor, lo cierto es que la herencia de la presunta revolución bolivariana solo ha traído dolor, escasez y represión a una de las naciones más rica del hemisferio. Los estantes vacíos de farmacias y supermercados, el narcotráfico y la corrupción constituyen su único y verdadero legado en el ámbito material.

Se necesitarán años de esfuerzo para recuperar lo que la locura chavista sembró en el corazón de los venezolanos.

encuesta

¿Cree usted que el mensaje de Margarita Cedeño conducirá a la unidad de Danilo Medina y Leonel Fernández?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.