¡Pobrecita, Licelot!

Licelot  Marte me da profunda pena. ¿Cómo es posible que haya caído tan bajo en su  respetabilidad, que hasta los barrenderos  de los edificios públicos (no digamos la alta burocracia del país entero) se burlan de sus inútiles ruegos y vanas advertencias? El Palacio Nacional no se da por aludido. La Justicia no la apoya. La Contraloría menos. Miles y miles de altos funcionarios se ríen de que “deben” hacer declaración de patrimonio y demás zarandajas de la falsa transparencia. La verdad es que yo, en su lugar, renunciaría o pediría la jubilación (si es que no está jubilada y sigue en nómina).

encuesta

¿Cree usted que el fallo del Tribunal Superior Electoral contra Leonel Fernández pone fin a la crisis del PLD?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.