“Señor Embajador”, siempre

En el pasado no tan remoto, las razones por las que a cualquier persona el Departamento de Estado le cancelaba una visa eran, entre otras: 1) Por ser comunista; 2) Por haber sido cometido un delito grave; 3) Por haber violado las leyes migratorias; 4) Por ser traficante ilegal de lo que fuera. Las cosas han cambiado: ya no importa ser o haber sido comunista, aunque los demás motivos siguen vigentes. Pero hay que agregar uno nuevo: ser homofóbico y, en tal condición, burlarse pública o privadamente (aunque sea por teléfono) del Embajador de los Estados Unidos. Eso basta para que ese mismo señor te siquitrille.

encuesta

¿Cree usted que los jueces de la Suprema Corte debieron de inhibirse en caso Odebrecht ante cuestionamientos de la defensa?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.