Triste por Hatuey

Me siento triste. Sí, muy triste. Y, como yo, miles y miles de los de mi generación; la heroica de los años 60, la del gran martirologio; la del gran heroísmo; la de las gestas patrióticas más trascendentes; la de los sueños invencibles. Si, triste. Porque desde la gestación de todo lo que hoy son simples recuerdos (lamentablemente eso: simples recuerdos) Hatuey Decamps estuvo presente y sin ningún olvido, a pesar de la renegación, a pesar de las traiciones, a pesar de la degeneración de los ideales que dieron origen a todo esto que ya no somos. Por eso, con más razón, que descanse en paz Hatuey Decamps.

encuesta

¿Cree usted que legisladores de oposición y leonelistas aprobarían reforma de la Constitución para la reelección de Danilo Medina?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.