No todo está perdido

Hace unos días, en hora y lugar propicio para ser atracado, tuve que detenerme por una ponchadura de neumático de mi carrito sin placa oficial. Llegaron dos jóvenes policías en un motor de su institución. «¡Me jodí!», pensé, llevado de tantos hechos que ilustran la delincuencia policial. Pero no… Llegaron a ayudar, y se encargaron de cambiar el neumático entre los dos. Quise darles una propina, que ni por mi insistencia aceptaron. No me pidieron nombre ni en qué trabajaba. Conclusión inevitable: con o sin nueva Ley Orgánica, no todo está perdido en este país ni en la Policía Nacional.

encuesta

¿Cree usted que el caso de César el Abusador será juzgado a fondo?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.