Viniendo del más allá

Una de las herencias trágicas del autoritarismo propio de nuestra historia, y que aún se expresa en amplias esferas de la vida social, es la de aceptar cuanto se nos diga sin cuestionamiento alguno y propalarlo. Ni en el aula es común formular preguntas y esa modalidad de aprendizaje se ha exportado a ciertas formas de periodismo.

En estos días, por ejemplo, recibió un tratamiento mediático especial la “revelación” hecha por el vocero de una muy activa ONG relacionada con el cambio climático, de que la visita reciente del canciller de Brasil al presidente Danilo Medina tuvo como propósito prevenirle acerca de una  investigación del Ministerio Público de la nación suramericana en la que la figura presidencial se vería asociada a una trama vinculada a una empresa brasileña acusada allí de tráfico de influencias, sobornos y sobrevaluación.

La fantástica “revelación” fue hecha en una entrevista radial, reseñada en diarios digitales y  tradicionales, que confirma la vieja práctica llevada de contrabando al periodismo, sin que nadie ose indagar lo fundamental, que en este caso sería obviamente la procedencia de la información. En otras palabras, la fuente que generó tan excepcional noticia. La pregunta se imponía por una razón muy sencilla. Como suele ocurrir en el tratamiento de los asuntos de Estado, como fue el caso de la reunión entre el Presidente y el canciller brasileño, en el despacho no había más personas, como en su oportunidad se reseñó en todos los medios. De manera que se imponía preguntarle al vocero de la ONG quién de ambos, el presidente Medina o el canciller brasileño, le sirvió la información. Deduzco que no sería el primero, porque no se trata de un suicida. Como tampoco el segundo, conociéndose la profesionalidad de Itamaraty.

Quién sabe si tal vez fuera una vernácula versión del pajarito que suele llevarle a Maduro los mensajes enviados del más allá por Chávez.

encuesta

¿Apoyaría usted una alianza de Luis Abinader y Leonel Fernández contra el PLD?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.