A Baco, mi canchanchán

Desde la hondura de un domingo báquico, no se me ocurrió algo más trascendente, vistos los apabullantes hechos de esta rutina nacional que tanto me duele, igual que a Gnosis Rivera (a quien urgentemente debo conocer), que rendirle un sincero y alegre homenaje al dios que más me simpatiza, y con quien más me gustaría compartir algunas copas de lo que sea: Baco, el gordo más  sonriente del Olimpo; el único viejo eterno que cuenta chistes colorados; el único que rie a barbadas mandíbulas batientes; el único que siempre mira con gula una buena hembra que pasa. (Con razón es canchanchán mío y de Zeus).

encuesta

¿Cree usted en las encuestas que se están publicando en estos momentos sobre preferencias electorales?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.