Migración dolorosa

Triste momento es (ocurre a diario en cualquier parte) cuando el muchacho recién salido del horno universitario con notas sobresalientes, adulto ya, decide largarse del país “a donde sea”. Y sus padres, preocupados, resistentes a aceptar la decisión, insisten e insisten en el por qué te vas, por qué te vas, por qué te vas. Y la respuesta es una y otra vez la misma, con lógica implacable, con una convicción inamovible y sin réplica posible: “¿A qué me quedó?… ¡Este país no le ofrece nada a uno!… Aquí no hay futuro”. (¿Dónde ubicar este fenómeno en la larga lista de nuestros fracasos nacionales?). 

encuesta

¿Cree usted que la Suprema Corte de Justicia está dirigiendo de manera correcta el juicio del caso Odebrecht?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.