«¡Ay, nos atacan!”

Uno de los complejos de nuestra idiosincrasia, creado por la multicentenaria condición de isla condenada al olvido; de la afasia histórica que vivimos desde la llegada misma de los atracadores de hace cinco siglos, es que cuando un burócrata mayor mete hondo la pata, y desde el exterior reaccionan criticándolo o llamando la atención sobre los principios que ha violado, inmediatamente se oye un grito, ridículo y lloroso: “¡Ay, están atacando a la República Dominicana!”. Y no: nadie ataca “a la República Dominicana”, sino a unos torpes burócratas (¡pendejos!) que no tienen ni puta idea de que somos parte de una aldea global.   

encuesta

¿Ha leído usted la ordenanza del Ministerio de Educación para la equidad de género?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.