Lo que hizo El Pensador

El Pensador se acomodó con su desnudez perfecta y empezó a recorrer el alocado mapa de las primeras planas: las noticias sangrientas; boleta que obliga a saber todos los símbolos y todos los colores, para hacer que la patria siga teniendo un domicilio más o menos fijo; un salario mínimo que acusa serios síntomas de anemia falciforme; un juez que remienda, con profundo enojo, una toga deslavada por el uso y las maldiciones… «¡Agggh!», carraspeó El Pensador, convencido de que aquí Kafka no sería más que un mediocre escritor costumbrista. (Se despabiló, bajo la palanquita y pensó en su padre, el señor Rodín).

encuesta

¿Cree usted que Gonzalo ya aventaja a Leonel con 6%, según afirmó?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.