Juez niega vínculo con accidente en que murieron tres, pero informe de la Amet lo acusa

El magistrado Argenis García asegura impactó una motocicleta abandonada a la entrada de La Romana, sin embargo, quienes viajaban en ella murieron arrollados en la Autovía del Este.
Servicios de Acento.com.do - 6 de diciembre de 2016 - 2:00 pm - Deja un comentario
Foto: El juez de la Cámara Civil y Comercial de La Romana, Argenis García del Rosario

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La Autoridad Metropolitana de Transporte, AMET, designó una comisión para esclarecer un accidente de tránsito ocurrido en la Autovía del Este, en el que murieron tres personas y en el que según la entidad estuvo involucrado un juez.

Tras una investigación realizada por El Informe con Alicia Ortega, el general Frener Bello Arias designó dos coroneles a los que instruyó no solo esclarecer el caso, sino también indagar sobre el procedimiento que se utilizó en torno a la elaboración y envío del expediente a la justicia.

Y es que de acuerdo con lo revelado por el programa que se transmite los lunes a las 9:00 p.m. por Color Visión, alrededor de la medianoche del 15 de noviembre pasado, el juez de la Cámara Civil y Comercial de La Romana, Argenis García del Rosario, fue detenido por un grupo de motoconchistas que le dieron persecución tras observar que llevaba una motocicleta incrustada en la jeepeta que conducía.

Una vez en la Sección de Procedimientos de Accidentes de Tránsito de la Amet de La Romana García del Rosario declaró que “mientras transitaba por la carretera San Pedro de Macorís-Romana en dirección Oeste-Este, había una motocicleta que estaba parada a orillas de la carretera, sin luces prendidas ni señales algunas, colisionando con esta”.

Sin embargo poco más de una hora después de que el magistrado interpusiera su denuncia, fueron encontrados en la Autovía del Este, próximo al Puente del Río Soco, los cuerpos de Rosangela Morla Matos, Daniela Morla Matos, quien se encontraba embarazada, y el esposo de ésta última, Alexander Mejía Tavarez, todos fallecidos en el lugar del hecho al ser arrollados por un vehículo.

Un informe dirigido al director general de la Amet, señala que cuando el sargento de guardia de procedimientos de tránsito de San Pedro acudió al lugar del hecho, encontró junto a los cadáveres el tanque color negro de la motocicleta y una tapa.

El mismo reporte dice que en La Romana “la motocicleta de marca Loncin, chasis 114104, que el señor Argenis García del Rosario colisionó fue encontrada sin el tanque del combustible”, además de que se compró que el chasis coincidía con la documentación de la moto que portaba en su bolsillo una de las víctimas, es decir que se trataba de la misma motocicleta.

“Él se llevó la mitad del motor y no se daba cuenta que iba ese motor ahí, los motoconchos fue que lo descubrieron”, asegura Daniel Mora, padre de dos de las víctimas.

El informe dirigido al director general de la Amet, revela además de que en horas de la mañana del 16 de noviembre, el primer teniente Eduardo Mercedes de la Cruz, encargado de Procedimientos de Accidentes de Tránsito en La Romana “se comunicó por la vía telefónica con el capitán Antonio Alarcón Zorrilla” que ostenta el mismo puesto en San Pedro “informándole que García del Rosario había reportado un accidente de tránsito en su oficina, que guardaba relación con el accidente donde fallecieron tres personas”.

“Si la jeepeta de él salió con el motor fue él entonces porque otra jeepeta no es”, dice Morla.

También en horas de la mañana del 16 de noviembre, según el documento enviado al director de la Amet, el capitán Alarcón Zorrilla “contacta por la vía telefónica a García del Rosario, pidiéndole que se presentara a esa oficina para que le ofreciera una versión sobre el accidente de tránsito ocurrido”. Dice el reporte que “El señor le manifestó que ciertamente había sufrido un accidente de tránsito, pero que él era juez en la Cámara Civil y Comercial de La Romana y como tenía trabajos acumulados, podía regresar a las 4:00 p.m. luego llamó al oficial en cuestión expresándole que ya no iba a venir porque ese no era su accidente”.

El reporte enviado por el director regional Este de la Amet afirma que “por los elementos probatorios existentes, la forma en que ocurrió el accidente de tránsito y el lugar donde ocurrió,  García del Rosario está directamente vinculado al accidente de tránsito donde fallecieron Mejía Tavarez y las jóvenes Morla Matos.

Sin embargo el encargado de Procedimientos de Accidentes de Tránsito de Amet en San Pedro de Macorís, el capitán Antonio Alarcón Zorilla envió a la magistrada fiscalizadora del juzgado de paz de San Pedro el acta policial levantada a las 9:00 a.m. del 17 de noviembre, omitiendo el nombre del magistrado García del Rosario, cuando ya tenía los detalles que su homólogo de La Romana le había manifestado en por lo menos dos ocasiones.

“Está el tipo de vehículo, está la placa, está todo, pero dice Amet en San Pedro que es un vehículo desconocido, pero en su informe ellos ponen placa y dan marca de vehículo”, sostiene Diego Rodríguez, amigo de los fallecidos en el accidente.

Un día después de que El Informe cuestionara a la Amet sobre las incongruencias del caso, el capitán Alarcón Zorrilla adicionó al acta enviada a la justicia un video en el que se ve al juez intentando sacar la motocicleta que permanecía incrustada en la jeepeta que conducía.

La familia de las víctimas asegura que García del Rosario está protegido por lo que solicitan al procurador que impida que el caso quede impune.

A través de un emisario el juez envió a Alicia Ortega una nota de prensa en la que asegura que impactó con la motocicleta mientras ésta se encontraba abandonada en una zona oscura en la entrada de La Romana, a unos 32 kilómetros de donde fueron encontrados los cuerpos sin vida de los tres jóvenes.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.