Félix Bautista se defiende y acusa al Estado haitiano

"Ahora necesitamos US$52 millones para continuar con los proyectos en marcha”, dijo el ingeniero dominicano José Elías Hernández en una conferencia de prensa en Petionville.
Servicios de Acento.com.do - 10 de agosto de 2016 - 10:29 am - Deja un comentario

Le Nouvelliste (Traducción Iván Pérez Carrión) El senador dominicano Félix Bautista respondió en la prensa de su país las acusaciones de corrupción que pesan en su contra en Haití. Después de las declaraciones de Mirlande Manigat, confirmando que había recibido financiación de la firma del senador dominicano para su campaña presidencial en 2010, Félix Bautista lo continúa negando de plano. El poderoso hombre de negocios dominicano negó una vez más que su compañía hubiera contribuido económicamente a las campañas de los partidos políticos, candidatos o funcionarios haitianos.

En respuesta a las sospechas de pago de sobornos para obtener contratos en Haití, el senador aprovechó la oportunidad para recordar que sus empresas Rofi y Hadom participaron y ganaron licitaciones legalmente en los llamados de ofertas de reconstrucción de obras públicas en Haití. De un total de US$300 millones, el gobierno de Haití sólo ha pagado US137 millones, afirmó el senador, añadiendo que el Estado haitiano sigue siendo deudor de las empresas Rofi y Hadom. Eso lo reconoce el director ejecutivo de la Unidad de Construcción de Viviendas y Edificios Públicos, Clément Bélizaire. “Creo que lo que dice es correcto”, respondió Clément Bélizaire contactado por este diario. “El gobierno haitiano no ha desembolsado para algunos proyectos”, dijo el director de la UCLBP, recordando sin embargo que es el Ministerio de Planificación el que gestiona los fondos.

Las empresas de construcción del senador Bautista habían ganado no menos de 29 licitaciones para la construcción de edificios administrativos y otras infraestructuras públicas. “Todo empezó bien, proyectos como la Place Boyero fueron entregados a tiempo”, dijo Clément Bélizaire. “No sé lo que pasó, es obvio que pararon por el camino”. Mientras tanto, los bienes del senador fueron confiscados en el país como parte de las demandas presentadas contra él.

Ante la ineficacia de las empresas dominicanas, el gobierno de Haití tuvo que pasar los contratos a otros contratistas, como fue el caso de la construcción de los edificios del Ministerio del Interior y los Colectivos Territoriales, completado por la empresa taiwanesa OECC. Otras obras, como el Parlamento de Haití y el Teatro Red, están casi en un punto muerto por ahora. El gobierno de Haití planea simplemente retirárselas a los constructores dominicanos.

“Ha habido una quiebra de la confianza y  muchos escándalos, la mejor decisión hoy sería encomendar estos proyectos a otras empresas”, dijo Clément Bélizaire, quien reconoce que los contratos con las empresas de Félix Bautista han planteado muchas interrogantes. La UCLBP y otras entidades estatales involucradas en el asunto están reflexionado sobre la reanudación de las obras suspendidas, pero continuar con las empresas dominicanas no parece una buena decisión, insistió Bélizaire. Esto está lejos de ser una buena noticia para Rofi y Hadom que esperan continuar estos contratos.

A principios de julio, las empresas constructoras dominicanas habían solicitado al Estado haitiano que les proporcionara los medios para completar los proyectos de construcción en curso, incluidas los del Parlamento de Haití, el Teatro Red y las viviendas sociales en More-à- Cabra.

Versión original de Le Nouvelliste:

Félix Bautista se défend et accuse l’Etat haïtien

“Ahora necesitamos US$52 millones para continuar con los proyectos en marcha”, dijo el ingeniero dominicano José Elías Hernández en una conferencia de prensa en Petionville.

“Después de noviembre de 2014, comunicamos al gobierno de Haití lo que nos faltaba para completar los proyectos. Reiteramos nuestro llamado en el año 2015, el Estado haitiano no ha respondido a nuestra solicitud”, continuó el empresario, lo que indica que están dispuestos a completar los proyectos en marcha, “en la medida en que el Estado haitiano nos proporcione los medios para hacerlo”.

Los constructores dominicanos ya han recibido un pago por adelantado para una obra como el Parlamento de Haití. Ya US$10 millones fueron pagados a Hadom sobre un presupuesto de US$30 millones. El director de la UCLBP, Clément Bélizaire, había indicado recientemente al Parlamento que el contrato para este proyecto se canceló con la firma dominicana.

* Unité de Construction de Logements et de Bâtiments Publics

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.