Jurista asegura solo resquebrajamiento leyes en Venezuela pudiera permitir extradición de Santoro Castellano hacia RD

Miami, Florida. – El empresario venezolano José Luis Santoro Castellano, podría ser procesado por los cargos en su contra en la República Dominicana, “solo si el resquebrajamiento de las leyes en Venezuela, así lo permitieran, dado que la Constitución de la nación sudamericana prohíbe la extradición de sus ciudadanos”, conforme advirtió la destacada abogada Carmen J. Giménez.

“Debería ser juzgado en Venezuela de acuerdo a nuestra Constitución. Como usted sabe, las leyes en mi país están todas resquebradas y no necesariamente se cumpliría lo que establece la Constitución. Si este personaje es antichavista, es muy probable que lo pudieran deportar, ya que el gobierno criminal de Maduro está pendiente de la política y no de la justicia”, dijo la profesional en materia de leyes.

Señaló que “si por el contrario, este fuera chavista, sus partidarios harán todo lo posible para que se cumpla el artículo 69 de la Constitución venezolana.”

Con este nuevo ingrediente, el caso del empresario José Luis Santoro Castellano, quien fuera el principal accionista del Banco de Ahorros y Créditos Peravia en la República Dominicana, ha dado un giro en lo relativo a ser procesado en el país por supuestos cargos de “estafa, enriquecimiento ilícito, robo, falsificación de documentos y lavado de activos en República Dominicana.”

La Fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, confirmó la detención de Santoro Castellanos y dijo que “se está trabajando en lo relativo al proceso de extradición.”

Pero la abogada Giménez aclara sobre este tema que «los asuntos de justicia en Venezuela están politizados.”

Empero también pudiera validarse lo consagrado en un convenio internacional firmado entre Venezuela y la República Dominicana en materia de Asistencia Judicial y Penal, firmado entre ambas naciones el 12 de noviembre del 1998.

Santoro ¿protegido?

Según fuentes en Venezuela, el empresario José Luis Santoro Castellano, buscado por la INTERPOL, “tenía largo tiempo residiendo en Maracay”, lo que era un “secreto a voces.”

La misma fuente informó a este medio que “es muy probable que el gobernador de Poliaragua lo estaba protegiendo. Su centro de operación ha sido siempre Aragua”, según señaló.

“Estaba siendo protegido por alguien dentro del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) de Venezuela y que sabían que era un prófugo de la Justicia en la República Dominicana”, conforme la referida fuente.

“Ahora se encuentra recluido en el Servicio Bolivariano de Inteligencia, SEBIN, en la Plaza Venezuela.»

“Santoro Castellano, a la sazón, es una persona que mantiene muy buenas relaciones con altos funcionarios del gobierno que son chavistas”, concluyó la citada fuente.

Reuniones con personalidades de diferentes países

Entre tanto, otro “secreto a voces, eran las constantes reuniones de negocios con diferentes personalidades, civiles y militares de otras naciones que se realizaban en una residencia en Miami y otra en el Condado de Broward en Florida”, según refiere la fuente.

“Para nada resultó extraño el escándalo en que José Luis Santoro Castellano se ha visto involucrado en la República Dominicana, ya que hemos sabido que tiene muy buenas relaciones en ese país”, concluye el informante.

encuesta

¿Cree usted que el caso de César el Abusador será juzgado a fondo?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.