Movimiento Ciudadano proclama sólo la unidad de todos los partidos vencería al PLD

Foto: “Nos convencemos cada vez más de que solo un verdadero frente de todas las fuerzas opositoras, sustentado en un programa mínimo consensuado y que ponga la política ciudadana en el centro del escenario, puede reconducirnos a la victoria”, precisó.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-El Movimiento Ciudadano proclamó que la unidad de todos los partidos y organizaciones es la única forma en que la oposición podría vencer al gubernamental Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que en las elecciones del año entrante lleva de candidato al presidente Danilo Medina.

Llamó a los partidos Alianza País, Alianza por la Democracia, Opción Democrática, Camina RD, Movimiento Patria para Todos, entre otros, a pactar un frente de unidad con la Convergencia Nacional y el Partido Revolucionario Moderno (PRM) para competir con éxito, y no contribuir con la derrota de la oposición.

La organización advirtió que para revertir lo que definió como una “derrota programada” se debe trabajar en la articulación de todos los partidos, movimientos, grupos y actores políticos y sociales enfrentados al dominio de la “mafia PLD”.

“Nos convencemos cada vez más de que solo un verdadero frente de todas las fuerzas opositoras, sustentado en un programa mínimo consensuado y que ponga la política ciudadana en el centro del escenario, puede reconducirnos a la victoria”, precisó.

Indicó que sin el respaldo de los actores progresistas y de los movimientos sociales y ciudadanos el PRM y la Convergencia no podrán hacer frente al PLD.

“De igual modo, los actores progresistas como Alianza País, APD, Opción Democrática, Camina RD, MPT, entre otros, en el caso de que no empujen un frente común con el PRM y la Convergencia, terminarán haciendo política testimonial y contribuyendo a la derrota de la oposición”, argumentó.

No obstante, aclaró que tampoco basta con sumar franquicias electorales, porque sin la articulación de la ciudadanía comprometida y de los movimientos sociales en consonancia con el frente opositor, los actores políticos se dirigirían a un matadero electoral.

«El cambio no es el PRM, Alianza País o cualquier otra organización política separada de las demás fuerzas, no, el cambio solo puede venir desde la ciudadanía que lucha por vivir mejor, desde esa ciudadanía activa que ha demostrado con su accionar que obtener victorias es posible si todas y todos nos unimos bajo un objetivo común», precisó.

A continuación la proclama de Movimiento Ciudadano

El cambio solo puede venir desde la ciudadanía empoderada/Del Movimiento C+ dirigido a los actores sociales y políticos

Amigxs y compañerxs de la sociedad civil y de la oposición política dominicana:

Desde su primer día en el gobierno, Danilo Medina ha trabajado para quedarse en el poder. Con ese propósito programó la derrota de la oposición usando el Estado y sus recursos para desarticularla y asegurar un resultado electoral favorable al proyecto continuista.

Así, desde el Palacio Nacional, el equipo de Danilo Medina se propuso capitalizar el discurso contra la corrupción y la impunidad creando una falsa dicotomía entre su figura y la de Leonel Fernández basada en aspectos puramente personales y ficticios.

El siguiente paso fue montar su estrategia continuista en la figura de Miguel Vargas para desarticular desde adentro al PRD. Utilizando el control que tiene el PLD de las altas cortes, el gobierno le quitó la franquicia al perredeísmo mayoritario y lo dejó dislocado.

Hay que decir que fue mucho lo que contribuyó a la estrategia oficialista el inmovilismo de la corriente mayoritaria del PRD, hoy PRM, que pasó de asegurar que el Tribunal Superior Electoral (TSE) se había convertido en el “paredón de la democracia” a aceptar como buena y válida la composición de ese tribunal.

Asimismo, el gobierno del PLD utilizó los mismos resortes para asegurarse que la JCE negara el reconocimiento electoral durante años a varios partidos de oposición, como Alianza País, Movimiento Rebelde, Movimiento Patria para Todos, Primero la Gente, la mayoría de los cuales se quedó sin franquicia.

«…nos convencemos cada vez más de que solo un verdadero frente de todas las fuerzas opositoras, sustentado en un programa mínimo consensuado y que ponga la política ciudadana en el centro del escenario, puede reconducirnos a la victoria»

Desde la sociedad civil y la oposición política nos hemos quedado inmóviles no solo frente a los abusos de poder de Roberto Rosario como dueño absoluto de la Junta Central Electoral, sino frente a la composición del TSE, que es más importante para dirimir los conflictos electorales.

Ahora, Danilo Medina y el PLD han consolidado el bloque conservador reuniendo las principales franquicias electorales de su lado, para justificar así la derrota programada de la oposición. Ese bloque conservador cuenta con todo el Estado, el control de la JCE y de las Altas Cortes para asegurar la continuidad de Medina. Frente a esa realidad, la oposición permanece inmovilizada y dividida.

Mientras la oposición siga dividida y sigamos creyendo que de lo único que se trata es de sumar franquicias electorales y tránsfugas disgustados, Danilo Medina tendrá la victoria en sus manos.

Alexis Álvarez
Alexis Álvarez

Los principales partidos de la oposición y una parte de la sociedad civil han contribuido a la popularidad y la imagen bonachona de Danilo Medina, al no enfrentar las acciones de su estrategia continuista.

Es importante que entendamos que un triunfo de Danilo Medina y el PLD en mayo de 2016 tiene grandes implicaciones para el futuro inmediato de la democracia. Implica que nuestro país siga sumido en la violencia y la inseguridad; que el crecimiento económico se quede en manos de unos pocos, que los altos dirigentes peledeístas continúen enriqueciéndose a costa del Estado, que la mitad de los hogares dominicanos permanezca sin agua potable, sin servicios de salud, sin electricidad, que el déficit habitacional de casi un millón de viviendas vaya en aumento, que se sigan depredando nuestros recursos naturales y que los pocos trabajos que genera nuestra economía sigan siendo de baja calidad y con bajos salarios.

Para poder detener la derrota de todas las fuerzas de la oposición y de la sociedad civil, que por igual sería la derrota de la lucha contra la impunidad y la corrupción, se impone detenernos a pensar seriamente el tipo de política que estamos desarrollando para ver si es verdad que por ese camino se desplaza al PLD.

Para el Movimiento Ciudadano la única forma de revertir la derrota programada es con la articulación de todos los partidos, movimientos, grupos y actores políticos y sociales enfrentados al dominio de la mafia PLD.

En ese sentido, nos convencemos cada vez más de que solo un verdadero frente de todas las fuerzas opositoras, sustentado en un programa mínimo consensuado y que ponga la política ciudadana en el centro del escenario, puede reconducirnos a la victoria.

Sin el respaldo de los actores progresistas y de los movimientos sociales y ciudadanos el PRM y la Convergencia no podrán hacer frente al PLD. De igual modo, los actores progresistas como Alianza País, APD, Opción Democrática, Camina RD, MPT, entre otros, en el caso de que no empujen un frente común con el PRM y la Convergencia, terminarán haciendo política testimonial y contribuyendo a la derrota de la oposición.

Parece surrealista que casi todos los actores políticos han llamado a la conformación de un gran frente opositor, han coincidido en la necesidad de consensuar un programa, pero sin dar pasos concretos para su materialización común. Ese frente no es la Convergencia, tampoco lo sería un frente testimonial de los llamados progresistas. Al PLD no lo vamos a derrotar cada quien por su lado. Por ello, es responsabilidad de todos los actores políticos, sociales y ciudadanos que adversamos al PLD buscar la manera de articular ese frente opositor de inmediato, pues el tiempo ya se agotó.

Ahora bien, tampoco basta con sumar franquicias electorales. Sin la articulación de la ciudadanía comprometida y de los movimientos sociales en consonancia con el frente opositor, los actores políticos se dirigirían a un matadero electoral.

Reiteramos que sin una ley electoral y una ley de partidos, con la JCE en manos de Roberto Rosario y el TSE controlado por el comité político del PLD, Danilo Medina y su bloque conservador van en coche. Para romper con el control antidemocrático del sistema electoral, es de vital importancia enfrentar la gobernabilidad peledeísta con movilizaciones masivas. Solo un estado de ingobernabilidad puede obligar al gobierno a establecer reglas de juego democráticas y transparentes.

Randy Custodio Brito
Randy Custodio Brito

Vamos más lejos, no basta con desplazar al PLD del gobierno, pues la derrota programada consiste además en que el PLD ha instalado en nuestra sociedad una cultura política mafiosa. Para revertirla es necesario que el frente opositor se construya sobre la base de un programa de gobierno que se proponga desmantelar la institucionalidad impuesta fraudulentamente en 2010.

Por eso, uno de los puntos sobre los que se debe constituir el frente opositor es un gran acuerdo para convocar una asamblea constituyente por voto popular. Es necesario fundar una nueva institucionalidad democrática con una Constitución que refleje la diversidad del pueblo dominicano y que se legitime mediante un mecanismo constituyente.

A todos los actores políticos de la oposición y a los movimientos sociales y ciudadanos, les queremos decir que desde el Movimiento C+ no les hablamos con soberbia, sino con la emotividad que nace de la indignación. Indignación porque la derrota de la oposición es la de todos los que adversamos el sistema mafioso que representa Danilo Medina y el PLD. Indignación además porque a siete meses para la contienda electoral, hemos sido incapaces de materializar un verdadero frente opositor dotado de un programa mínimo capaz de detener la debacle de nuestra república.

Queremos finalizar señalando que no debemos ignorar la potencia que representa la ciudadanía comprometida con una mejor República Dominicana. Lo más importante para revertir la derrota programada es que los partidos políticos, principalmente el PRM, se asuman como vectores del cambio y posibiliten a la ciudadanía organizada irrumpir en la escena política dominicana.

El cambio no es el PRM, Alianza País o cualquier otra organización política separada de las demás fuerzas, no, el cambio solo puede venir desde la ciudadanía que lucha por vivir mejor, desde esa ciudadanía activa que ha demostrado con su accionar que obtener victorias es posible si todas y todos nos unimos bajo un objetivo común.

Para echar del Palacio Nacional a la mafia que nos gobierna, un frente de toda la oposición debe priorizar los liderazgos ciudadanos, las demandas ciudadanas y demostrar que el cambio empieza ahora, no después de las elecciones.

27 de septiembre 2015

 

encuesta

¿Le convencieron los argumentos de Leonel Fernández expuestos en su discurso?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.