¡Qué vergüenza!

Ayer, como todos los días, conduje mi auto durante dos horas de tapones, y me dediqué a contar las violaciones de la ley o leyes (aquí siempre sobran leyes) dispuestas para regular el tránsito y ser cumplidas por todos los conductores (y para hacerse cumplir, por supuesto). Al regresar a mi casa había contado, créanlo, 143 violaciones (sin incluir motores) sólo en dos capítulos: pasarse el rojo y circular en vía contraria. Ah, y conté 14 policías de AMET absolutamente indiferentes. Al final sólo pensé lo que no piensa nuestra alta burocracia: ¿Qué pensarán de esta barbarie los extranjeros que nos visitan? (¡Qué vergüenza!)

encuesta

¿Ha leído usted la ordenanza del Ministerio de Educación para la equidad de género?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.