Pavorosa promesa

Allá, en los tiempos de los bigotes largos, la gran promesa electoral era hacer carreteras para acortar distancias. Luego, en los de la levita y el bombín, la mejor oferta era vivienda y empleo. Luego, un tirano emplumado ofrecería todo eso y mas, no a cambio de votos, sino de incondicionalidad. Luego, en los años de las mangas cortas, se ofrecía justicia social y cero apagones. El Sistema se ha degenerado demasiado y estamos jodidos, pues hoy la mejor promesa electorera, pavorosa, en gran parte deriva de todo lo que no se ha cumplido: a ver qué hacer para que un delincuente, si tienes suerte, no te mate.

encuesta

¿La reelección de Radhamés Camacho en la Cámara de Diputados empeorará las contradicciones entre danilistas y leonelistas en el PLD?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.