Cuando vas al campo…

No sé si les pasa lo que a mí. Pero cuando viajo a los pueblos pequeños, sea Jábaba, Nisibón, Bánica o Canca Reparación, nadie borra su sonrisa espontánea para preguntarte “cómo está la cosa”. Y cuando estrechas cada mano campesina sientes que es sinceramente humana y, por tanto, familia. Y cuando conversas en el patio, a orillas del conuco, redescubres la dimensión exacta de la vida, que se mide en lluvias y cosechas, en amaneceres y estrellas. Y cuando te despides para retornar a tu mordiente cotidianidad es cuando te preguntas dónde está la irrealidad de este hermoso país: si en la barbarie o en su gente sencilla.

encuesta

¿Cree usted que Gonzalo ya aventaja a Leonel con 6%, según afirmó?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.