Los tiempos de la Justicia (interludio extrajudicial)

“Nuestro mensaje es claro y es simple: las personas que conscientemente ayuden a los narcotraficantes no son bienvenidas en los Estados Unidos. Esto va en serio.” Nicholas Burns, vocero del Departamento de Estado-1996

En este intermedio nos proponemos delinear a grandes rasgos el uso de la cancelación de la visa estadounidense como recurso extrajudicial de sanción a actividades presuntamente delictivas de funcionarios y personalidades de la vida pública en naciones donde el gobierno de Estados Unidos entiende los tiempos de la Justicia son inadecuados. Hasta donde hemos podido hurgar, en la actualidad solo el poder imperial norteamericano utiliza con frecuencia el retiro del visado como instrumento sancionador.

Sin ignorar que para muchas personas el impedimento de entrada a Estados Unidos en sí es un fuerte constreñimiento a su libertad de movimiento, postulamos que el principal elemento de sanción es publicar de manera oficial o dejar que la información sobre la cancelación del visado se filtre a la opinión pública como elemento de descrédito de la persona implicada. Si la información no se hace de conocimiento público o si la persona es desconocida en la sociedad, el peso de la pena es menor y se desaprovecha la oportunidad de imponer una sanción verdaderamente disuasiva y ejemplificadora. Tanto es así, que en algunos casos el retiro de la visa de visitante no tiene ningún efecto práctico inmediato, por ser el funcionario también portador de un pasaporte oficial o diplomático, y por tanto poder viajar a Estados Unidos en asuntos oficiales. El valor de la medida proviene en gran parte de su efecto publicitario: es un manoplazo extrajudicial bien sonado.

Como sentenciara recientemente José Luis Taveras:

La sociedad ha visto con complacencia la política de la misión de cancelar unilateralmente el visado a funcionarios públicos y políticos. El ejercicio de esta facultad se ha convertido en la única “sanción” a la corrupción en un inmutable clima de impunidad. El retiro del visado constituye un estigma social o una presunción de corrupción que marca la vida de la persona afectada, aún más que una sentencia condenatoria. Las autoridades americanas tienen la potestad de retirar las visas a las personas sobre las que hay suficientes indicios de estar ligados a actividades ilícitas, aunque no haya una querella formal ni un procedimiento judicial en curso, porque ese permiso no es considerado como un derecho sino un privilegio que otorga potestativamente el gobierno americano a los extranjeros. http://acento.com.do/2015/opinion/8229390-las-manos-de-tio-sam/

En reconocimiento del poder de esta sanción extrajudicial contemporánea, hace poco más de dos semanas que presenciamos el caso inaudito de “decenas de jóvenes vinculados al Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) frente a la embajada de los Estados Unidos reclamando la cancelación del visado norteamericano a los jueces de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), en especial al magistrado Alejandro Moscoso Segarra, porque supuestamente han protegido a los funcionarios acusados de corrupción”. Tiempo ha pasado desde que la consigna era “Yanqui go home”, y en cambio hoy muchos reclaman que el brazo largo del Tío Sam sancione a los presuntos corruptos y sus cómplices en la tierra de la impunidad, en una escena del teatro de lo absurdo. Las gestos del Imperio son bienvenidos, sean éstos en forma de una visita estratégica y oportuna de su embajador, o mejor todavía, la cancelación de visados. Claro que con el solo hecho de solicitar públicamente la sanción se busca que sirva de reprimenda social a un comportamiento que los manifestantes consideran indigno y ante el cual se sienten impotentes.   http://acento.com.do/2015/politica/8240265-jovenes-prsc-piden-a-eeuu-cancelar-visados-a-jueces-scj/

El retiro de la visa de turista estadounidense es un acto admonitorio, pero de no ser atendido oportunamente por el implicado, sus superiores, y/o la Justicia, puede ser premonitorio de acciones complementarias, casi siempre de serias consecuencias. Tal es el caso del ex general Francisco Antonio Hiraldo Guerrero (estudiado extensamente en una entrega anterior), pues a pesar de haberle cancelado la visa en 2005, el oficial fue promovido a Jefe de Operaciones de la DNCD en 2006, haciendo verdaderamente de las suyas en esa posición que ocupó hasta el 2008. Su continuada impunidad en el país provocó eventualmente la solicitud de su extradición a Estados Unidos en 2010; su traslado como reo para ser procesado en Nueva York en abril 2013; su declaración de culpabilidad en el tribunal estadounidense en julio 2014, y –-por confirmarse—su condena a finales del 2014. La admonición desatendida se convirtió en premonición, y eventualmente en serias consecuencias al transcurrir casi una década.                               Confirman EEUU quitó visa exgeneral y advierten militares

Para poner en perspectiva y contexto el uso del instrumento de sanción que es la cancelación del visado estadounidense, consideremos el caso antológico anunciado el 12 de julio 1996, cuando refiriéndose al entonces Presidente de Colombia, el portavoz del Departamento de Estado, Nicholas Burns, pronunció la sentencia extrajudicial en Washington:

La información a nuestra disposición, que es bastante abundante, nos da razones para creer que el presidente Samper participó en actividades relacionadas con el narcotráfico al aceptar a sabiendas financiamiento de traficantes de drogas para su campaña presidencial. El presidente Ernesto Samper fue advertido en 1993 por sus mismos funcionarios de que no utilizara el dinero del narcotráfico para financiar su campaña electoral, y sin embargo, lo hizo. Para Estados Unidos, Samper no ha hecho nada por defender a su país del poder de los narcotraficantes.

La sanción es personal, no contra el Gobierno colombiano. Samper no es bienvenido en EE UU.

Es un caso atípico, porque Samper –contrario al uso y costumbre –no solo es nombrado explícitamente, sino que se ofrecen detalles de las acusaciones en su contra de manera oficial. Nada de filtrar la información con evasivas a los medios por conducto de un funcionario anónimo, como es la norma. A pesar de que el alegato oficial es que las personas sancionadas no son bienvenidas en Estados Unidos, es difícil creer que la visita de un funcionario acusado de un delito sea un riesgo para el gran imperio porque visite a Disneylandia, la Gran Manzana, el Gran Cañón del Colorado o hasta el mismo Capitolio, con su familia. Pero es verdad que el asunto va en serio, pues casi dos décadas después Samper aun no puede visitar Estados Unidos, a pesar de que le gustaría viajar a Nueva York, como admite cándidamente en una entrevista reciente. http://www.lapatilla.com/site/2015/02/04/el-porque-ernesto-samper-no-tiene-visa-estadounidense/

Cuando se produce la sanción a Samper, ya admonitoriamente habían sido sancionados tres altos funcionarios de la íntima confianza del presidente colombiano mediante el retiro de sus visas estadounidenses: “el procurador (fiscal de los funcionarios públicos) hoy en prisión por el llamado narcoescándalo*; el contralor (fiscal del dinero público) investigado también por este mismo caso y el actual embajador en México y ex fiscal general, Gustavo Degreiff.” Sin embargo, era la primera vez que EEUU utilizaba el arma de la cancelación de visa contra un jefe de estado de una nación amiga desde que en 1987 hiciera lo mismo para sancionar al Presidente Kurt Waldheim de Austria por su participación en actividades nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Además, la de Samper fue la primera medida de esta naturaleza aplicada a un presidente latinoamericano en ejercicio. Cuando el Tío Sam entiende que la impunidad impera, su brazo largo impone sanciones extrajudiciales sin importar la lejanía ni la jerarquía del afectado. Y cuando puede, también procede judicialmente en el momento oportuno (comprobado en el caso del ex general Hiraldo Guerrero).

En contraste con el caso Samper, en septiembre 2009 es el presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, quien informa motu proprio que “Tengo una nota del consulado en la que se me comunica que me cancelan la visa por los actos acaecidos el 28 de junio pasado, pero eso no cambiará nuestro pensamiento y nuestra decisión de vivir en democracia”. Al igual que con Samper, fueron escalando las medidas de sanción. Ya hacía un mes que habían cancelado la visa de varios funcionarios hondureños a manera de advertencia preliminar, y en el paquete de Micheletti fueron incluidos 14 de los 15 magistrados de la Suprema Corte de Justicia e incluso algunos líderes de organizaciones empresariales que apoyaron el golpe de estado a Zelaya:

El consulado de Estados Unidos en Tegucigalpa notificó el viernes la medida  a Micheletti, al canciller Carlos López Contreras, a 14 de los 15 magistrados  de la Corte Suprema y a varios empresarios, dijo la diputada Marcia Villeda,  cercana al gobierno de facto.

El presidente de la Asociación de Industriales, Adolfo Facussé, dijo que el  viernes al llegar al aeropuerto de Miami se enteró que había perdido su visa,  cuando se le impidió ingresar y fue devuelto a Honduras. Otros miembros del Consejo Hondureño de la Empresa Privada, que preside  Bulnes y que ha apoyado el derrocamiento de Zelaya, también perdieron sus  visas.

En agosto Estados Unidos había dejado sin visa diplomática a cuatro  funcionarios golpistas, que sin embargo podían seguir viajando a Estados Unidos  con visas de turismo. Pero Micheletti y los demás afectados por la nueva medida  no podrán ingresar a ese país.

La elegibilidad para solicitar visa estadounidense fue restablecida a la mayoría de los afectados en al menos tres etapas (2011,2012 y 2013), pero hasta donde hemos podido investigar Micheletti no fue incluido entre los elegibles a optar de nuevo por la visa de Estados Unidos.***

Hemos visto como en algunos casos el anuncio del retiro de la visa lo hace Washington directamente de manera oficial y pública, mientras que en otros se notifica personalmente al afectado vía la embajada estadounidense, dejando filtrar la información a los medios de manera oficiosa. Así fue el caso de la notificación al General Bencosme Candelier en 2009, con una muy escueta carta personal informando de la cancelación inapelable de su visa. http://desdelarepublicadominicana.blogspot.com/2010/03/bencosme-candelier-carta-de-cancelacion.html

También hay reportes de viajeros que se enteran cuando el servicio de inmigración en el aeropuerto en Estados Unidos le niega la entrada sin previo aviso formal y le sella la página del pasaporte con el visado como cancelado, aparentemente sin previa notificacion. Esto ocurre sobre todo cuando el afectado no es funcionario del gobierno o es de menor jerarquía. Luego se difunde la información sobre el incidente en el momento oportuno.

Tampoco es inusual que a una persona que se reputa haber perdido la visa nunca se la hayan cancelado; o habiéndosela retirado, se la expiden de nuevo después de algunas gestiones. Jamás se ofrecen explicaciones y mucho menos disculpas oficiales. Un caso que ilustra muy bien la recuperación de la visa al disiparse los motivos que dieron lugar a su cancelación (y además ha sido ampliamente ventilado en los medios) es el del ex consultor jurídico, Guido Gómez Mazara. Como su larga epopeya es bien conocida no requiere de más elaboración, aunque es justo observar que la iniciativa para la cancelación del visado puede provenir de muy variadas fuentes dentro de los poderes del Estado norteamericano, incluyendo el legislativo, y en ocasiones por motivos errados.     http://acento.com.do/2013/politica/52709-breitbart-news-resalta-como-menendez-presiono-para-quitar-visa-a-guido/

Un episodio que ilustra claramente las complejidades del manejo del retiro de la visa estadounidense como herramienta extrajudicial de sanción admonitoria y premonitoria irrumpió en el escenario el 21 de febrero 2012 con un breve reportaje del periodista Gerardo Reyes en Univisión, informando sobre la supuesta cancelación del visado de cuatro altos oficiales militares. En efecto fueron mencionados en ese reportaje los (ex) generales Víctor Manuel Crispín Zorrilla, Héctor Belisario Medina y Medina, Rafael Guillermo Guzmán Fermín, y Manuel de Jesús Florentino y Florentino como los afectados por la cancelación de sus visas.                                           El reportaje de Univisión sobre la cancelación de las visas a …

http://hoy.com.do/eu-habria-retirado-visados/

Ni corta ni perezosa, la Embajada de Estados Unidos en Santo Domingo tenía a mano su respuesta oficial a la información oficiosa. En menos de 24 horas emite el 22 de febrero sus enigmáticas declaraciones que dejan todo libre a la interpretación del público, pues explican los motivos de la revocación del visado, pero sueltan en banda a los aludidos, dejando todo lo demás a la imaginación:

Debido a la confidencialidad de los expedientes de visas (Sección 222 (f) del Acta de Inmigración y Nacionalidad) generalmente no podemos proveer información sobre casos particulares, excepto al portador de la visa.

El Departamento de Estado tiene amplia autoridad (Sección 221 (i) del Acta de Inmigración y Nacionalidad) de revocar visas.

Esta autoridad es típicamente ejercida cuando, tras la emisión de una visa, surge información que indica que el portador podría ser inadmisible a los Estados Unidos o inelegible para recibir una visa.                           Embajador dice EE.UU no discute caso de visas ni … – Acento

Tres días después del reportaje televisivo, viajaron a Miami los generales Crispín Zorrilla y Guzmán Fermin. Allí desmintieron enérgicamente la pérdida de sus visas de turista en declaraciones a varios medios de prensa, incluyendo Univisión y The Miami Herald, validando así el percibido efecto sancionador publicitario de la cancelación del visado estadounidense, pues en muchos casos el afectado lo recibe como una ofensa a su reputación y reacciona airado contra lo que califica como golpe bajo de sus enemigos. http://acento.com.do/2012/actualidad/13074-victor-crispin-zorrilla-y-rafael-g-guzman-fermin-en-campana-mediatica-en-miami/

Es un clásico ejemplo del tiro saliendo por la culata, pues la ocasión fue aprovechada para remachar la sanción a dos altos funcionarios de la intimidad del gobernante. Si bien el despliegue publicitario desmintiendo la cancelación de sus visas favoreció a los dos viajeros, empero ante la opinión pública empeoró la imagen de los que no pudieron reaccionar con la misma celeridad. Sobre todo a raíz del artículo de Frances Robles en The Miami Herald, pues supuestamente fue confirmada la información sobre los generales Medina y Florentino (incluso revelando que Medina había sido devuelto del aeropuerto en una ocasión en 2011****), por una fuente de entero crédito del Departamento de Estado bajo en compromiso del anonimato:

El reportaje firmado por la reportera del Herald, Frances Robles y titulado “Dominican generals tied to drugs lose US travel visas” (Generales dominicanos involucrados en narcotráfico pierden sus visas para viajar a Estados Unidos), confirma también la cancelación de los visados al general Manuel de Jesús Florentino Florentino. 

“Los generales Florentino y Florentino y Medina, perdieron sus visas por ser sospechosos de narcotráfico y corrupción”, le dijo un alto funcionario del Departamento de Estado al Herald a condición de anonimato. “Tenemos una regla que permite al gobierno norteamericano cancelar los visados a funcionarios y militares sospechosos de crímenes como el narcotráfico y la corrupción”, añadió la fuente al medio miamense.*****

Si el reportaje de Gerardo Reyes en Univisión pudo haber sido producto de que el veterano periodista fuera “sorprendido en su buena fe” por enemigos del gobierno (¿en Washington?)- como planteara el general Medina- la no menos reputada “Frenchie” Robles había reconfirmado pocos días después con su fuente en Washington la cancelación de las visas de los dos generales más cercanos al gobernante. “El mensaje es claro y es simple”, aunque en esta ocasión no fuera pronunciado directamente por el vocero del Departamento de Estado como en 1996.

N.B. El tema de la cancelación del visado como arma extrajudicial en la política exterior de Estados Unidos, su historia, desarrollo y perspectivas, merece ser estudiado en profundidad a nivel de disertación doctoral por un académico de las ciencias políticas y las relaciones internacionales.****** Propongo como título: “A buen entendedor, pocas palabras…”. En este interludio solo hemos podido rasgar intuitivamente la superficie de esta fascinante materia como un respiro de nuestra larga historia central sobre los tiempos de la Justicia, habiendo descubierto que sus maneras son igualmente misteriosas y parsimoniosas—y no menos fascinantes.

*El principal testigo del llamado narcoescándalo, el tesorero de la campaña electoral de Samper en 1994, Santiago Medina, fue condenado ayer (12 julio 1996) a cinco años de cárcel y pagar 3,3 millones de dólares por su participación en este caso.”   Se hace evidente que el sacrificio del escudero de Samper, Santiago Medina, fue considerado insuficiente para calmar los ánimos ya muy agitados de Washington por su percepción de que la impunidad imperaba en la Colombia de 1996. EE UU cancela el visado al presidente Samper por … – El País

**http://www.cubadebate.cu/noticias/2009/09/14/golpistas-hondurenos-irritados-por-nueva-cancelacion-de-visas-de-eeuu/#.VUUVupVFBdg                             EEUU cancela visa a Micheletti, canciller y 14 magistrados …

***Unos 15 exfuncionarios de Honduras podrán recuperar visa …               Estados Unidos restablece visado a exfuncionarios de …

****No dejar de leer las coincidentes declaraciones del Embajador Yzaguirre de 6 de marzo 2011 en relación a la cancelación de visa de militares y funcionarios: http://www.listindiario.com/la-republica/2011/3/6/179942/Cancelan-visas-de-EEUU-por-corrupcion-y-narcotrafico

*****Para texto en inglés y traducción al español del artículo de Frances Robles en The Miami Herald ver: http://presenciadigitalrd.blogspot.com/2012/03/miami-herald-dominican-generals-tied-to.html

******Pedimos excusas en caso de que se nos haya escapado algún estudio académico sobre la materia- que no descartamos exista- pero al momento de redactar estas notas sinceramente lo(s) desconocemos. Mucho nos hubiese ayudado en nuestra investigación googlesca.

encuesta

¿Apoya usted la alianza electoral de PRM, Fuerza del Pueblo, PRSC, PQDC, BIS, Frente Amplio, Alianza por la Democracia, Dominicanos por el Cambio, FNP y PUN?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.