Los tiempos de la Justicia (tiempo de espera)

“Ahora hay un tiempo de espera durante el cual los abogados de la defensa y la Fiscalía tratan de reducir o mantener los cargos, de acuerdo a los intereses de cada parte…”    Francisco A. Knipping Díaz

Ningún caso criminal  ilustra mejor los tiempos de la Justicia que el de Quirino y sus veinte co-acusados (en los nueve años desde 2005 a 2014) ante la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York en el Bajo Manhattan.

Presidió el magistrado Douglas Eaton el 22 de febrero de 2005 la primera audiencia- que duró poco más de 30 minutos- para leer las acusaciones  en contra de Quirino. El imputado inmediatamente se declaró inocente de los cinco cargos de conspiración, tráfico de narcóticos y lavado de activos provenientes de esa actividad criminal, solicitando su libertad bajo fianza, que le fue denegada. El abogado penalista neoyorquino Francisco A. Knipping Díaz, “quien tradujo parte del diálogo para los periodistas”, explicó  que “Antes de uno preparar la defensa necesita saber cuál es la evidencia que tienen contra él y después que se estudia toda la evidencia entonces se formula la defensa”. Los defensores primero valoran las pruebas que tiene el Estado así como  las informaciones y testimonios que puede aportar el imputado, para con conocimiento cabal de esos elementos trazar su estrategia de defensa y/o negociación con la fiscalía. Los acusados con recursos (tanto dinero como información) para defenderse no suelen declararse culpables en primera puja, pues si de entrada admiten su culpabilidad, ¿cómo negociar luego  las condiciones de la pena?

Por otro lado el Juez ordenó hacerle  una evaluación médica inmediata y suministrarle los medicamentos recetados a Quirino, pues se quejaba de una “úlcera sangrante” que había sido desatendida durante su detención preventiva.

En realidad, en este caso como en muchos otros, la acción de la justicia inició mucho antes del sometimiento ante el tribunal estadounidense el 21 de diciembre de 2004 con el expediente número 1:04-cr-01353-KMW-1 para fines de gestionar la extradición. Recordemos que esta iniciativa comienza solo tres días después de la intercepción del cargamento de unos 1,387  kilos de cocaína con un valor estimado en la calle de US$30 millones y el posterior apresamiento de Quirino Ernesto Paulino Castillo y varios colaboradores.  De hecho, la Agencia Anti-Drogas de Estados Unidos – Drug Enforcement Agency (DEA), en inglés – en colaboración con la DNCD vigilaba a “El Don” desde muchos meses antes de su apresamiento, esperando con cautela  la oportunidad para atraparlo con la mano en la masa sin espantar la mula.  Y aparentemente así  fueron  informadas  las altas autoridades dominicanas, se supone para que el gobierno dominicano no metiera la pata apresando al Capo antes de obtener las evidencias necesarias para su condena en un tribunal de la justicia estadounidense. Para monitorear, escuchar y grabar las conversaciones telefónicas de los sospechosos sin duda alguna se debieron producir previamente las órdenes judiciales correspondientes, pues de lo contrario  toda la evidencia se hubiese caído en los tribunales federales. En palabras de Francisco Knipping Díaz citadas por el diario HOY,

…aparentemente en el 2002 y 2003 las autoridades estadounidenses agarraron a una persona aquí en los Estados Unidos y esa persona es la que está cooperando con el gobierno.

En el expediente se indica que en el 2003 le fueron interceptadas algunas llamadas telefónicas en las cuales se conversaba en torno al narcotráfico.

Afirmó que probablemente a Paulino Castillo le tendieron una trampa tal como éste dijera a los medios de comunicación días antes de ser extraditado a los Estados Unidos.

En esa ocasión- y solo esa vez en la primera audiencia- los abogados de Quirino fueron muy locuaces, adelantando información sobre diversos temas. En el  reportaje  titulado “Quirino se declara inocente” del 23 de febrero 2005 por  Adalberto Domínguez  en el periódico HOY, que aparenta haber sido el único medio dominicano en cubrir la primera audiencia**, dice:

Los abogados de la defensa a través de Knipping Díaz, dijeron que tomando en consideración la prontitud como (sic) se produjo la extradición de Paulino Castillo “probablemente sí hay implicación política (y) hay alegato de que funcionarios del gobierno dominicano pueden haber estado envueltos”.

“Claro está. Es una investigación totalmente americana”, precisó, y que “en cuanto a la extradición, eso es de la justicia dominicana, hay un tratado de extradición entre los Estados Unidos a (sic) la República Dominicana y basado en ese tratado fue que lo trajeron a él para acá”.

Añadió que “El Don” es una persona muy importante, lo que quedó demostrado una vez la Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia sentenció su extradición.

“No sé qué tanta prisa hubo en extraditarlo. Me imagino que por la importancia que él tiene, mantenía tanta gente en la región de donde viene él”, indicó.

Knipping no descartó que haya “pejes gordos” que tengan que responder junto con Paulino Castillo.

Estimó que el juicio podría durar entre cinco y ocho meses. “Mucha política está en juego aquí”, añadió.

Ahora hay un tiempo de espera durante el cual los abogados de la defensa y la Fiscalía tratan de reducir o mantener los cargos, de acuerdo a los intereses de cada parte, a través de la jueza Woods (sic) para luego fijar una fecha para el juicio de fondo. http://hoy.com.do/quirino-se-declara-inocente-en-corte-2/

En verdad que el proceso contra “El Don” arrancó con inusitado ímpetu. Apresado el 18 de diciembre 2004, a los tres días se inicia la solicitud de extradición en el tribunal de Manhattan. A pesar de los festivos navideños, ya el 11 de enero 2005 la Embajada de EEUU envía su nota diplomática solicitando la extradición de Quirino.  El juicio en la Suprema Corte de Justicia dominicana se inicia el 1 de febrero y el 18 se completa el proceso que autoriza su  traslado a Estados Unidos,  incluyendo el decreto presidencial requerido.  El sábado 19 de febrero fue transportado en el jet matrícula N-7734T del Departamento Antinarcóticos de los Estados Unidos (DEA) a Nueva York. Tres días después de arribar a Manhattan- y poco más de dos meses después de ser apresado-  “El Don” fue procesado por los cargos en su contra con pena máxima de cadena perpetua y mínima obligatoria de 10 años. Quizás el entusiasmo – al ver esta inusual eficiencia y celeridad – motivó al penalista Knipping Díaz a estimar que “el juicio podría durar entre cinco y ocho meses”.

Hoy sabemos que el abogado Knipping Díaz erró por amplio margen en su estimación del tiempo que duraría el juicio a Quirino y compartes.  Es evidente que no tomó en cuenta la astucia y mañas de los capos dominicanos. Pues como veremos en las próximas entregas, los tiempos de la Justicia son particularmente misteriosos y parsimoniosos cuando se juntan en un solo expediente veintiún criollos de aquí y de allá***, produciendo un engendro de siete cabezas.

N.B. Hacemos nuestras las palabras de  Francisco Knipping Díaz, tantas veces citado en este escrito, “Claro está. Es una investigación totalmente americana”. La investigación para ésta y próximas entregas sobre el caso Quirino y compartes  fue realizada por el colega Jhonatan Veloce desde su morada en Dublín. Según él, no podía hacer ni pies ni cabeza del embrollo que tenía con tantos datos por un lado, y por otro lado tantas ausencias (muchos expedientes sellados o documentos parcialmente borrados a instancias de los abogados de la defensa y/o de los procuradores), y por eso nos ha endosado este “dossier”. Aunque también confesamos no entender mucho, consideramos el  legajo suficientemente intrigante como para arriesgar la faja, dejando por lo menos una base para estudiosos del futuro cuando se desclasifique todo el material que falta, y la perspectiva del tiempo permita un análisis objetivo. Quizás entonces Jhonatan se anime a concluir la investigación iniciada por él.

*Nota de prensa oficial en inglés sobre la extradición y presentación de cargos contra Quirino: http://www.justice.gov/usao/nys/pressreleases/February05/paulinocastilloextraditionpr.pdf

Sin embargo, la única reseña del caso Quirino que Jhonatan ha encontrado en la prensa neoyorquina en inglés es el siguiente breve artículo cuyo título parece indicar que se basa en gran medida en la nota de prensa oficial, pero recoge versiones sobre la posible complicidad  de altos mandos militares y políticos, sin indicar fuentes:  http://www.nydailynews.com/archives/news/el-don-arraigned-coke-kingpin-article-1.565228        

** Para otras dos versiones de la  prensa hispana en Nueva York ver:

http://www.diariolibre.com/noticias/2005/02/23/i58524_prensa-nueva-york-destaca-proceso-quirino.html

***Según el periodista neoyorquino Miguel Cruz Tejada al 31 enero 2014 los casos concluidos y sus fechas de cierre “son Luis Eduardo Cordero Rodríguez (Eduardito), Bladimir García Jiménez (cerrado el 6 de julio del 2009), Fátima Henríquez Díaz (cerrado el 20 de mayo del 2009), Luis David Ulloa y su mellizo Jean Paul Ulloa (cerrado el 28 de marzo del 2012), Tirso Cuevas Nin (cerrado el 4 de octubre del 2008), Lidio Arturo Nin Terrero (cerrado el 17 de diciembre del 2008), José Ortega de León (cerrado el 17 de diciembre del 2008), Juan Cruz Crisóstomo (cerrado el 15 de mayo del 2009), Ramón Pérez Ferreras (cerrado el 17 de julio del 2006), Marcos Taveras (cerrado el 10 de diciembre del 2008), José Abel Burdiez de León (cerrado el 26 de junio del 2008), Richard Mejía Peña (cerrado el 3 de febrero del 2009)”.  http://www.ultimanota.com/noticia/4995/0/0/

 

encuesta

¿Cree usted que el mensaje de Margarita Cedeño conducirá a la unidad de Danilo Medina y Leonel Fernández?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.