El Cuco nos come o fusión en B menor (fusionando y onegeciando, parte atrás)

¡Que lo suelten, y que siga matando haitianos! Rafael Leónidas Trujillo Molina en la Fortaleza San Luis, Santiago, 1960*

¡No le pegue a la negra! Porque entonces el negro se venga. –Joe Arroyo  salsero colombiano en su éxito “La rebelión” o “Esclavitud perpetua”

Aunque en los comicios de 1994 hizo su primera aparición formal, la histeria de la “fusión” sin duda fue desatada en toda su furia por primera vez  con  la campaña del Frente Patriótico contra Peña Gómez en la segunda vuelta de las elecciones de 1996.** El elemento nuevo en ese brote de la fiebre fue incorporar de manera destacada a la comunidad internacional–sobre todo a los organismos internacionales, y a Estados Unidos, Francia y Canadá–en la conjura para fusionar los dos estados soberanos que comparten la Hispaniola. Ya no era Haití solita que pretendía engullir a su vecino a mano pelá, sino que contaba con refuerzos de grandes ligas. La acusación contra los estados “imperialistas” y organismos internacionales en gran medida se debió al papel que ellos desempeñaron en forzar a Balaguer a reconocer el gran fraude electoral cometido en los comicios de 1994 contra Peña Gómez, recortando la duración del último gobierno de Balaguer a dos años, y prohibiendo la candidatura del “incumbente” en las elecciones de 1996. El odio o resentimiento de Balaguer creció y se extendió a quienes él identificaba como los responsables de su desgracia.  La venganza contra sus enemigos resultó completa al despojar a Peña Gómez de la Presidencia nuevamente en 1996, esta vez con la propaganda antihaitiana dirigida sin tapujos contra el candidato negro supuestamente comprometido con los haitianos para fusionar las dos naciones con ayuda internacional en caso de ganar las elecciones.

Logrado el objetivo inmediato de cerrarle el paso y sacar a Peña Gómez fuera de circulación,  el tema de la fusión volvió a hibernar en los estantes de los libros y las disquisiciones de tono académico-con ocasionales apariciones coyunturales en los medios- en espera de la próxima encrucijada política. Mientras tanto, los fundamentalistas se dedicaron a  impedir el registro de descendientes de haitianos en las Oficialías Civiles y a dificultar la cedulación de los que ya habían sido inscritos. Esto dio lugar a varios casos en los tribunales, y en el proceso algunas instituciones sin fines de lucro (las que trabajaban sobre todo con los indigentes de los bateyes, en gran proporción inmigrantes haitianos y sus hijos nacidos aquí) sirvieron de apoyo en la lucha legal por la obtención de las actas de nacimiento y cédulas  de los afectados. Esta batalla endureció con el ingreso del país a la Corte Interamericana de Derechos Humanos en 1999, porque algunos casos se llevaron posteriormente a esa instancia bajo la tutela de instituciones internacionales.

De estos hechos surge la embestida contra las “oenegés prohaitianas”, que sirven de soporte a “los planes fusionistas de los haitianos y sus aliados”, porque algunas defienden los derechos fundamentales de los hijos de inmigrantes haitianos, y específicamente abogan por su derecho a la nacionalidad dominicana. El proceso de despojo de los documentos de identidad de los dominicanos de ascendencia haitiana involucra crecientemente a las ONG que trabajan en los bateyes en la lucha por el derecho a la documentación necesaria para que  niños y jóvenes puedan incorporarse a la escuela, la universidad y el trabajo formal. Es así como a partir de finales del siglo XX, la fusión y las oenegés son compañeras inseparables en la fábula del “estado fallido” que conspira contra su vecino  más fuerte para apropiarse de su territorio y sus riquezas, mediante la implantación de un “caballo de Troya” (la población de ascendencia haitiana). Es una bien articulada conjura de variopintos protagonistas, como fuera esbozada con claridad por Manuel Núñez en la segunda edición de El ocaso de la nación (2001):

Mientras los dominicanos son víctimas de una insuficiencia de información y de saberes, de una claudicación de una buena parte de su inteligentsia y de la potencia de su Estado para enfrentar los desafíos extraordinarios que les plantean las poblaciones civiles que penetran en riadas por sus fronteras, los haitianos imponen la dictadura del débil. Mientras Roma delibera; Sagunto es destruida. (Dom Romae consilitur; Saguntum expugnatur) Obtienen victorias coyunturales de importantes sectores de la Comunidad Internacional a sus propósitos de colonizar la República Dominicana. Mantienen en el cuerpo diplomático a sus mejores inteligencias obrando como si el descalabro haitiano fuese un problema interno de la República Dominicana; combaten en todos los frentes con una política única, coherente, cuya mira es fundar en nuestro país una minoría haitiana, dotada de todos los derechos, protegida por un Estatuto Internacional, organizada por las ONG prohaitianas establecidas en el país, y convertida en un caballo de Troya de una implantación total. Una fuerza electoral que decidiría las elecciones nacionales con las que habría que negociar de política migratoria, que obligaría a los partidos a seducirla para llegar al poder, que evitaría las repatriaciones de esos extranjeros indocumentados y que despedazaría al Estado dominicano.  p. xv   (negritas de JTT)

Para entender la dinámica de los ataques contra los “fusionistas”, nos proponemos estudiar un caso en particular, el de las declaraciones atribuidas a un tal Reinseinthe Paul Joseph Batiste. La primera mención de este nombre en la red  aparece  en el medio digital El Sol de Santiago con fecha 23 de julio 2010, bajo la firma del periodista Ricardo Santana.  El autor dice que Batiste es “un profesor universitario de origen haitiano”, “intelectual haitiano”  y “residente en Canadá”. En una búsqueda con Google no hay ninguna mención previa de este nombre, y todas las demás menciones en 2010 están relacionadas con la misma fuente de Santiago, lo que no nos permite verificar las declaraciones de manera independiente. La única cita textual de Batiste en el artículo nos permite apreciar la dificultad de descifrar lo que en realidad dijo: “República Dominicana tiene comprender que eso es lo que va y dejar detrás el miedo, porque total a mediano de camino el burro no sabe cuál es el lado de la carga que más pesa”.  Pero lo que sí es  evidente en las declaraciones  es que se “descarta que la isla sea fusionada”. Por otro lado, no queda muy claro (quizás por su limitado manejo de la lengua  española) a qué se refiere con que “la rotura del muro existente en la frontera domínico-haitiana está al doblar la esquina”, pues sabemos que aunque soñado por algunos, en realidad no existe un muro en la frontera.  Además, se publica en el contexto de las noticias sobre reclamos de los comerciantes de ambos lados para que se agilice el cruce fronterizo para dinamizar el mercado binacional. El periodista tampoco revela cuál es el motivo de las declaraciones de Batiste, si alguna conferencia académica, una entrevista personal, u otra ocasión que permita entender mejor lo expuesto.

http://elsoldesantiago.com/2010/07/proyecto-frontera-abierta-entre-haiti-y-rd-al-doblar-la-esquina/

El artículo de Ricardo Santana es reproducido por diversos medios digitales y otros autores hacen referencias y comentarios, inicialmente destacando que Batiste rechaza la fusión, incluso meses después de su publicación original. Todavía el 20 de octubre 2010, Jesús Galán escribió en El Nacional:

Aunque Julissa Reynoso, subsecretaria de Estado para Asuntos de Centroamérica y el Caribe del Departamento de Estado de los Estados Unidos, calificó de ridículas las versiones en torno a una eventual fusión de los dos países, el profesor universitario de origen haitiano y residente en Canadá, Reinseinthe Paul Joseph Batiste, pronosticó la rotura del muro de la frontera domínico-haitiana, y aunque descarta la fusión de la isla, pidió a dominicanos y haitianos acostumbrarse a vivir en armonía y juntos, destacando que pese a las quejas de los dominicanos sobre la masiva invasión de haitianos a su territorio, las autoridades de la Dirección General de Migración destacadas en la frontera se hacen de la vista gorda.

http://elnacional.com.do/dice-haitianos-compran-tierras-zona-fronteriza/

Sobre la identidad de nuestro personaje aparece una nota curiosa, también atribuida al periodista Ricardo Santana, de fecha 14 de febrero 2011,  y publicada en un diario digital local bajo el título de “Excursionistas haitianos provocan incidentes en la ciudad de Santiago”.  En ese escrito Paul Joseph Batiste es el “religioso”  responsable de la excursión de haitianos del Cabo a Santiago. En otras menciones  posteriores se refieren al “evangelista”, también sin hacer mención de su carrera académica.

http://informateadiario.blogspot.com/2011/02/excursionistas-haitianos-provocan.html 

Sin embargo, en febrero 2011 la historia cambia drásticamente con titulares como, “Historiador ve está  próxima fusión Haití y Dominicana”,  atribuyendo nuevas declaraciones en una entrevista concedida por Reinseinthe Paul Joseph (sin el “Batiste”) a un tal servicio de noticias INS o  Inter News Service (muy conocido en su casa a la hora de comida) de que: “quieran o no, lo que está al doblar la esquina es la fusión de la isla”. El declarante es ahora “historiador”, “antiguo profesor de la Universidad de Puerto Príncipe que emigró a Canadá, y dijo ha regresado a su país a apoyar al cantante Michel Martelly, candidato a la presidencia de Haití”. Según la agencia de noticias, el entrevistado  “…sostuvo que Martelly tiene una postura clara cuando plantea, sin ‘tapujo’,  que la única solución a la masiva inmigración de haitianos hasta territorio dominicano, es “fusionando” las dos naciones  en un solo  estado.” Además, incorpora en su “nueva” propuesta la necesidad del apoyo de la comunidad internacional en los planes de fusión.  La  noticia solo fue publicada en medios digitales  locales de limitada circulación, pero fue recogida con comentarios denunciando el desatino por varios columnistas de alcance nacional, como Máximo Sánchez en El Nuevo Diario el 23 de febrero, Margie Jover Rizik en El Nuevo Diario el 24 de febrero, Federico Henríquez y Gratereaux en Hoy el 1 de marzo, y  Jose Antonio Martinez Rojas en Hoy del 4 de marzo, entre otros. Para tener una idea del tono de las “respuestas al profesor de historia”, que muchos además calificaron como asesor de Martelly, a continuación la conclusión del artículo de Máximo Sánchez titulado “Respuesta al Profesor Reinseinthe Paul Joseph”:

Pueden ustedes y Canadá y cuantos imperios se lo propongan, conseguir la intervención de las Naciones Unidas para un despropósito de esa categoría en esta isla del Caribe, pero su objetivo solo se logrará sobre las cenizas de los dos países enfangada por la sangre de millones de cadáveres de ambos lados; de eso puede usted estar seguro…Profesor.***

El 5 de  agosto 2012 el enigmático personaje resurge con otra declaración contradictoria, pues de nuevo la alegada propuesta es de abrir la frontera y no de fusionar los dos estados. Escoltado por “un sociólogo dominicano, Andrés Paulino, y un profesor mexicano, Carlos Villa”, (ninguno de los dos registrado en Google excepto en las entradas relacionadas con las declaraciones de Batiste), el  “catedrático” repite en Santiago sus declaraciones de 2010, incluido  el  refrán del burro que a mitad de camino no sabe cuál lado de la carga es que más pesa. Como novedad hace referencia a sus andanzas por “foros internacionales en África, Europa y América” a manera de convencer sobre su autoridad en la materia, además de hacerse acompañar por los dos “académicos”.

Al igual que en 2010, quien reporta esta noticia- no tan noticia pues cumplía dos años desde su primera difusión- es el mismo periodista Ricardo Santana, pero esta vez no en un medio digital provincial, sino en el Listín Diario.

http://www.listindiario.com/la-republica/2012/8/5/242356/Historiador-haitiano-pide-que-haya-paso-libre-por-la-frontera

En esta ocasión nuestro personaje porta el nombre de Paul Joseph Batiste (sin el “Reinseinthe”) y sigue siendo” historiador” como en agosto 2011.  Según El Día del 6 de agosto 2012 y basado en el artículo de Ricardo Santana:

El historiador y catedrático haitiano Paúl Joseph Batiste propuso que la frontera sea libre, ya que es la forma más eficaz de controlar la masiva inmigración de haitianos hacia la República Dominicana y otros males que tradicionalmente han existido en la isla.                      http://eldia.com.do/gobieno-abrir-frontera-con-haiti-carece-de-base-legal/          http://hoy.com.do/rechazan-propuesta-catedratico-para-abrir-la-frontera/

Queda claro incluso que el propósito de abrir la frontera es para controlar de manera más eficaz la inmigración, regularizando y simplificando los trámites para que no crucen sin autorización ni seguimiento. Sin embargo, la reacción contra Batiste no fue menos agresiva durante semanas,  y muchos fueron los que se apresuraron a rechazar el “disparate”, incluyendo a algunos funcionarios del Gobierno y dirigentes políticos. ¿Qué sentido tiene responder a los “disparates” de  un personaje sin otra voz que la que los “antifusionistas” magnifican con sus enérgicas respuestas patrióticas?

El 13 de agosto 2012 el Listín Diario publica el artículo ¿Paso abierto en la frontera?, de la autoría de Vinicio A. Castillo Semán,  combatiendo el planteamiento de la frontera abierta como parte de la trama para la fusión:

Evidentemente, no hay que ser un experto para darse cuenta de que hay una ofensiva internacional con ramificaciones locales de Ong’s y personalidades que reciben fondos extranjeros, cuyo objetivo es presionar al nuevo gobierno de Danilo Medina, que iniciará el próximo jueves, a fin de que frene la aplicación de la Constitución, la ley y el Reglamento de Migración…

He dicho que este pueblo peleó por su independencia, supo pelear en la restauración contra la anexión a España y en 1965, en contra de la intervención norteamericana. Es un pueblo pacífico y generoso. Pero que nadie se equivoque.

Si le toca de nuevo la imperiosa necesidad de luchar por su subsistencia como nación soberana, libre e independiente, lo volverá a hacer. Y eso que lo sepan desde ahora los traidores del patio, que son los mayores responsables de lo que aquí pueda ocurrir si no se detiene a tiempo esta verdadera invasión pacífica de Haití sobre la República Dominicana. http://www.listindiario.com/puntos-de-vista/2012/8/13/243366/Paso-abierto-de-la-frontera 

Según esta versión, para la fecha de su publicación ya no están envueltas en “la ofensiva internacional con ramificaciones locales solo las ONG”, sino también “personalidades que reciben fondos extranjeros”. El proceso de asociación de las ONG con la aborrecida fusión lleva a su completa satanización, llevándose de encuentro a santos y demonios por igual. Con la epidemia de soberbianía desatada por la TC 168/13, las “oenegés” se convierten en otra  reencarnación del Cuco. También da  origen al nuevo fantasma de los “traidores  del patio” y los “vendepatrias” que después de la Sentencia 168/13 es el Cuco del momento. Con este paso volvemos al Comegente criollo del siglo XVIII surgido de nuestra entraña, origen de ese polimórfico fantasma de nuestro imaginario social, el Otro.

Lo que no cabe la menor duda es que de la fusión de los dos estados que comparten la isla se escribe y se habla mucho y duro en contra, sobre todo después del 23 de septiembre 2013. Gracias al legado de Balaguer, patriotas enfurecidos tienen el fantasma de la fusión como “punching bag” de sus ejercicios verbales de soberbianía, utilizando cualquier pretexto para descargar su virulencia antihaitiana y espantar la nueva aparición del Cuco. El espectro de la fusión lo que hace es dividirnos en patriotas y vendepatrias, buenos y malos, cuando sabemos que la inmensa mayoría no estamos ubicados en ninguno de los dos extremos.  En lugar de abocarnos todos juntos a buscar la solución a nuestros verdaderos retos, como son la pobreza y la ignorancia que nos azotan, perdemos el tiempo combatiendo las nuevas manifestaciones del Cuco de nuestros antepasados.

* http://hoy.com.do/aporte-trujillo-se-ufanaba-de-la-matanza-de-haitianos-jamas-se-arrepintio-del-genocidio/

**Balaguer había esbozado la trama de la conspiración en su discurso al asumir su séptimo mandato presidencial ante la Asamblea Nacional el 16 de agosto 1994, sembrando la idea que habría de dar frutos en 1996.

Ver: ¿La fusión de La  Española? (3) por  Manolo Pichardo

http://www.listindiario.com/puntos-de-vista/2013/8/30/290253/La-fusion-de-La-Espanola

***Ver  http://elnuevodiario.com.do/app/article.aspx?id=232447  (Maximo Sánchez)

http://elnuevodiario.com.do/mobile/article.aspx?id=297626 (Marjorie Jover Rizik)

http://hoy.com.do/a-pleno-pulmonasombroso-silencio/  (Federico Henríquez Gratereaux)

http://hoy.com.do/lo-habiamos-vaticinado-hace-tiempo/  (Jose Antonio Martinez Rojas)

encuesta

¿Considera usted que la división del PLD entre los seguidores de Danilo y de Leonel tiene solución?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.