Más de 192 mil personas ingresaron al país por los  puestos fronterizos en 2014

Eddy Tejada, autor invitado en el informe, señala que 45,090 personas menos entraron al país ese año, en comparación al 2013
Samuel Tapia /acento.com.do - 30 de septiembre de 2015 - 7:00 am - 31 Comments
Foto: Orlando Ramos/Acento.com.do

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Alrededor de 192,057 personas ingresaron por los diferentes puestos fronterizos en 2014, según datos suministrados por la Dirección General de Migración (DGM) y publicados en el informe Estado del arte de las migraciones que atañen a la República Dominicana 2014, elaborado por Natalia Riveros para Centro para la Observación Migratoria y el Desarrollo Social en el Caribe (OBMICA).

El documento destaca que la mayoría de personas que ingresaron por la frontera, lo hicieron por Jimaní, en un 52 por ciento y Dajabón, en un 36 por ciento. En menor medida, por Elías Piña, con 9.9 por ciento y Pedernales, con un 1.7 por ciento. Por dichos pasos fronterizos salieron 135,060 personas en total.

Eddy Tejada, autor invitado en el informe, señala que 45,090 personas menos ingresaron al país en 2014, en comparación al 2013, año en el que se registraron 237,147 ese año. Mientras que la cantidad de salidas alcanzaron las 163,382.

En cuanto a la cantidad de visas otorgadas a favor de ciudadanos haitianos para ingresar al país fue de 82,778 según datos suministrados a la OBMICA por el Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX) en junio de 2015.

En el informe se establece que el dato suministrado el MIREX muestra que a pesar de que la migración haitiana es considerada en gran medida irregular, hay muchas personas que entran de manera formal, turistas en su mayoría.

Tejada, en el informe del OBMICA, cita datos arrojados por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), los cuales explican que aún tras los cambios socioeconómicos experimentados por el país vecino, 60 por ciento de las personas continúan viviendo con menos de 2.50 dólares por día (poco más de 110 pesos), y el sistema político sigue siendo frágil, los trabajos sostenibles escasean y el medioambiente presenta el mismo grado de vulnerabilidad que en el pasado.

El informe Estado del arte de las migraciones que atañen a la República Dominicana 2014, se trata de un anuario – ahora en su cuarta entrega – que recopila datos estadísticos actualizados de distintas organizaciones con el que se hace un repaso de las oportunidades y retos del 2014, con la finalidad de que pueda contribuir al diálogo y toma de decisiones sobre políticas públicas en materia migratoria.

Estos factores, sostiene Tejada, en referencia a la tendencia migratoria, han motivado la decisión de muchos haitianos de salir de su país, en búsqueda de mejores oportunidades en diferentes destinos.

“Para el caso específico de la migración haitiana hacia la República Dominicana, la proximidad geográfica, la existencia de una demanda de mano de obra haitiana en diversos sectores de la economía dominicana, y las diferencias en los niveles de desarrollo entre los dos países, siguen fomentando esta migración”.

Educación y economía

El informe del OBMICA resalta que para el año lectivo 2013-2014, el total de extranjeros matriculados en instituciones escolares dominicanas en los diferentes niveles correspondió a 64,147. De estos, 68.7 por ciento provenía de Haití y el 16.1 por ciento de los Estados Unidos de América.

Mientras que en la educación superior, según datos suministrados por el Banco Central en enero de este año, la población estudiantil extranjera era de 9,545 estudiantes a nivel nacional distribuidos en 27 universidades.

De estos, el 66 por ciento correspondía a ciudadanos haitianos, el 23 por ciento a estadounidenses, 3,6 por ciento a ciudadanos de países sudamericanos, 1.4 por ciento a centroamericanos y el Caribe, y 1.2 por ciento a ciudadanos europeos.

Leer también: Extranjeros aportaron RD$ 161 millones a economía nacional en 2012

Estos aportaron un total de 9.7 millones de dólares a la economía dominicana, tan solo en el mes de febrero. El gasto académico mensual por estudiante fue de 358.94 dólares, mientras que el gasto en manutención promedio fue de 663.8 dólares, destinados a vivienda, alimentación, libros y materiales, diversión, transporte, comunicación, entre otros.

El Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX) en 2014, emitió 3,816 visas a estudiantes haitianos, sin embargo, el documento señala que al igual que el año anterior, no fue posible determinar cuántas correspondían a estudiantes universitarios y cuántas a educación básica y secundaria.

Deportaciones

Respecto a las deportaciones y retornos voluntarios asistidos, el informe recoge que el total de deportados fue de 90 personas, originarias de países como Cuba, Colombia, Estados Unidos de América, Italia, Haití, Alemania, entre otros. Estos datos, indica Rivero, fueron suministrados por la DGM en mayo de 2015.

Un dato que difiere bastante del otorgado por otras instituciones, especialmente en el caso haitiano. Cita, por ejemplo, la cifra dada por el exministro de Defensa, Sigfrido Pared Pérez, quien aseguró que en 2014 se habían “devuelto” 25 mil nacionales haitianos por los organismos de seguridad fronteriza y la DGM.

Si bien, en el informe se explica que el término empleado por Pared Pérez no necesariamente debe ser entendido como deportación o expulsión, ya que éstas ameritan un procedimiento diferente, subraya que los actores y medios que presentan las cifras no especifican o manejan adecuadamente la terminología, lo que puede crear confusión.

Otra fuente que cita Tejada en el documento son el Servicio Jesuita a Refugiados y Migrantes (SJRM, Solidaridad Fronteriza entre otras, indican que se deportaron 14,219 haitianos en 2014.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.