Acento

Trujillo no fue patriota, sino un servil de EEUU, demuestra libro de Hamlet Hermann

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-El libro Fidel, Trujillo y USA, 1958-1961, de Hamlet Hermann,demuestra que el tirano dominicano fue siempre un servil del gobierno estadounidense, que lo protegió hasta el final de su mandato y de su vida.

El libro será puesto en circulación el próximo miércoles, 13 de agosto, a las 8 de la noche, en la Academia Dominicana de la Historia, en la calle Las Mercedes, de la Ciudad Colonial.

La obra es el resultado de una profunda investigación llevada a cabo en República Dominicana y en Cuba, sobre los últimos tres años de la dictadura de Rafael Trujillo, y el papel jugado por Fidel Castro en la situación política que vivían ambos países.

Los datos aportados por Hamlet Hermann derrumban el mito difundido por los trujillistas, sobre el supuesto patritotismo del tirano sancristobalense, quien siempre estuvo al servicio del gobierno de Estados Unidos, que le apoyó durante sus casi 32 años de satrapía.

Asimismo, el libro contiene documentos y fotografías inéditos, además de datos obtenidos mediante entrevistas y conversaciones directas con protagonistas de hechos relevantes ocurridos en el período estudiado en este ensayo histórico.

“Desde siempre, las administraciones estadounidenses habían utilizado a Trujillo como mascarón de proa para agredir a los gobiernos democráticos del área del Caribe”

Hamlet Hermann desmiente el mito de la supuesta independencia de Trujillo respecto al gobierno de Estados Unidos, y establece, con la documentación oficial, cómo el dictador dominicano fue utilizado por el poder estadounidense para intentar derrocar al entonces naciente gobierno revolucionario de Fidel Castro.

Richard Nixon y Rafael Trujillo se amaban mucho.

“Esta obra describe y analiza la coyuntura histórica antillana, entre 1958 y 1961, determinante para reorientar la lucha de los pueblos latinoamericanos contra las dictaduras militares predominantes, propias de la “guerra fría”, indica la presentación del libro.

“Desde siempre, las administraciones estadounidenses habían utilizado a Trujillo como mascarón de proa para agredir a los gobiernos democráticos del área del Caribe”, precisa.