Una modesta proposición: muro de “perejil”

He recibido una curiosa comunicación, la segunda de este joven a quien desconozco y no sé si escribe bajo seudónimo. Él dice haber residido en  Irlanda, y que las desavenencias históricas de sus habitantes con los del Norte le recuerdan el caso de la nuestra, y cree poder aportar a la solución en base a la experiencia vivida en esa isla europea.

Abusando de la gentileza de este medio  la doy a conocer, no porque comparta con él su peculiar criterio, sino por considerarla sintomática de la CON-fusión reinante en el país relativo a este tema:

“Confieso que yo pensaba  sería el último en claudicar y aceptar la tesis de que existen grupos de extranjeros y nacionales trabajando para fusionar los estados haitiano y dominicano en una sola Kiskeya. Pero cedo ante las evidencias que han surgido en las últimas semanas, y no solo se trata de la fusión de los estados, sino también de los dos pueblos.

Debo admitir que esta tesis va ganando mi aceptación a regañadientes, pues de lo contrario no encuentro cómo explicar el fenómeno de que próximamente podríamos tener unos cuantos cientos de miles de “haitianos” de este lado de la muralla con cédulas y pasaportes quisqueyanos, solo  porque nosotros los dominicanos insistimos en ello. La célebre Kerkaporta* de uno de los autores de la tesis de fusión la hemos abierto los dominicanos al insistir en que los hijos de haitianos residentes ilegales en nuestro territorio se hagan haitianos para luego naturalizarse dominicanos en dos años. Personas que han creído toda su vida ser nacionales dominicanos pero carecen de documentos para probarlo, los obligaremos a ser nacionales haitianos, para naturalizarlos dos años después.

De hecho, Haití podría aviesamente decidir reconocer a toda persona indocumentada nacida en territorio dominicano (si es prieto, naturalmente) sin averiguar mucho el origen de sus progenitores, y otorgarle la nacionalidad haitiana, ganando de esa manera un importante número de ciudadanos que en breve podrían tener la doble nacionalidad. Según todos los estimados, estaríamos hablando de varios cientos de miles de personas (algunos dicen hay 500,000 personas nacidas en el país sin declaración de nacimiento), y como todos sabemos que “ellos” procrean con mucha facilidad, ésta es una crónica de una fusión anunciada.

Y esos ciudadanos podrían legar su nacionalidad haitiana a todos sus descendientes hasta la eternidad, con tal de registrar a los infantes en el registro civil haitiano y que éstos manifiesten su deseo de ser ciudadanos haitianos cuando lleguen a la mayoría de edad. En pocas generaciones, prácticamente todos los dominicanos pudiésemos  terminar siendo también haitianos.

Mientras los dominicanos nos hemos concentrado en combatir el ejército TNT (Tomando Nuestro Territorio) y más recientemente en construir  una muralla esperpéntica para detener la fusión de los dos pueblos, pareciera que  los estrategas de la fusión vienen trabajando sigilosamente para colocar su Caballo de Troya de este lado del muro. Recientemente modificaron el sistema legal haitiano para permitir la doble nacionalidad, como evidente antesala a este plan. Han hecho creer que no quieren y no van a dar documentos a las personas nacidas en el territorio del este o que van a cobrar su expedición bien caro, para anestesiarnos con ese cuento. La realidad es que al final podrían dar documentos a todo  prieto que carece de acta de nacimiento, y por esa acción congraciarse con gente que viene diciendo no sabe nada de Haití, pero que en lo adelante serán ciudadanos de ese estado, si en nuestro afán patriótico insistimos en obligarlos a ser haitianos.

Ante esta nueva embestida de los fusionistas me permito reiterar la sugerencia que este servidor había respetuosamente canalizado vía las Naciones Unidas en noviembre  del 2013 cuando aún se iniciaba el debate sobre los efectos de la TC 168/13 y se buscaba una salida humanitaria a la Sentencia. Vuelvo y pregunto, ¿no sería más conveniente y eficaz aplicar la bíblica prueba de “perejil” a todos los prietos nacidos en el país antes del 26 de enero del 2010 (los que no fueron inscritos en el registro civil por sus padres) sin necesidad de forzarlos a ser haitianos para luego naturalizarlos? Toda persona nacida en nuestro territorio que pase la prueba de pronunciar “perejil” con buena dicción dominicana lo declaramos dominicano, sin primero forzarlo a hacerse haitiano, y ¡sanseacabó!  ¡Muro de “perejil” contra los planes de fusión!

Juan Veloz”

*Sobre Kerkaporta, la puerta en la muralla  de Constantinopla que permitió a los turcos tomar la ciudad en 1453 ver: http://es.wikipedia.org/wiki/Ca%C3%ADda_de_Constantinopla

encuesta

¿Cree usted que los leonelistas que ganaron candidaturas en PLD renunciarán para seguir a Leonel?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.