Estampas

Agua nuestra de cada día

El pasado 22 de marzo se celebró el Día Mundial del Agua. Mediante una escueta nota de prensa, el Arq. Alejandro Montás, Director de la CAASD, nos advertía sobre la situación de sequía por la que atraviesa el país, muy propia en esta temporada cuaresmal y pre-Semana Santa, además de exhortarnos al ahorro de este líquido, tan vital para los seres vivos, humanos y de los mundos animal y  botánico.

Finalicé la lectura del diario matutino y me dispuse a ejercitar mi esqueleto, modalidad grata de entretener la osteoporosis. Al salir de mi casa,  tres camiones tanques, distribuidores de un turbio líquido,  penetraban en el área de los parqueos para suministrar agua a varios vecinos, cuyas cisternas se encontraban completamente vacías.

Caminé escasos metros y  mientras a mis espaldas dejaba esta crítica y lamentable situación, manguera, detergente y escoba en manos, aquella no lejana residente, se esmeraba en fregar la acera del frente de su vivienda.  Acción inentendible, porque mientras en las sociedades desarrolladas, algunas en igual proceso, los ciudadanos hacen causa común a los problemas que afectan sus respectivas comunidades, parecería que medalaganariamente nosotros hacemos muchas tareas al revés.

El problema de la escasez del agua no es una broma, tampoco un divertimento, es un tema mundial ¡para tomarlo muy en serio! No solo atañe a los gobernantes, que ya bastante tienen con ser gobernantes, es problemática nuestra, problema de cada día.  Y en este sentido, recreo algunas de nuestras legendarias costumbres, que si obviamos, podremos paliar un poco la presente crisis. Para ello, algunos “tips”, que nos ayuden:

– Cuando cepille sus dientes, cierre la llave de salida al agua y evite un consumo  innecesario.

– Al enjabonarse, no deje la ducha abierta, hágalo al terminar de bañarse.

– Mientras se afeite, que el ruido del agua, cayendo en el lavamanos,  no lo  acompañe. Aunque de esta manera el afeitado se torna muy relajante,  piense en aquellos que carecen de este bendito líquido que nos regala madre natura.

-Lavar el vehículo bajo los chorros de agua que le facilita una manguera,  resulta muy refrescante, una gozada, lo que implica el consecuente derroche de la misma. Para no desperdiciarla, es posible que utilizando cubetas, poncheras, o el utensilio de que disponga,  aunque no lo considere  cómodo, usted o su empleado puedan higienizar el auto, logrando  iguales resultados de limpieza.  Recuerdo haberlo visto en Madrid, en algunos acampados permitidos para esas y otras faenas  similares, donde el agua no falta nunca  y hasta puede beberse desde las llaves o grifos, lo que aún nos está prohibido poder hacer. No obstante carecemos de esas áreas, podemos hacerlo en nuestras marquesinas, parqueos privados, etc.

– Riegue las plantas al atardecer, así estarán humedecidas toda la noche  y hasta el amanecer, ellas lo agradecerán y no tendrá que mojarlas durante el día.

– El agua que mal usas, probablemente a mis vecinos y a mi familia nos haga falta, sin olvidar a los niños que carecen de ella, hasta para disfrutar un rico baño, en los días agobiantes de calor, evadiendo los detalles de cómo y dónde sus familiares deben conseguirla.

Ya que reflexionar es gratuito, quizás los tips nos ayudarán a reconsiderar algunas de nuestras acciones, orientadas a paliar la crisis actual; pensar en el futuro de los nuestros, en los hijos y nietos, porque como pueblo valiente, demostrado en los legajos de su historia ¡juntos podemos!  Que tengas una feliz y bendecida Semana Santa.

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Contáctanos vía WhatsApp y haz tus denuncias aquí